martes, 10 de julio de 2012

LA MUJER Y EL PERRO CAPÍTULO Nº 7

El hombre, los llevó hasta dónde yacían muertos los tres los hombres. 
A verlos sus corazones se les encogieron, dialogaron entre ellos y llegaron a la conclusión que aquellos horrendos crímenes,  los había cometido el otro muerto que habían encontrado momentos antes.
Todo cuadraba, sin duda los había pillado desprevenidos ya que ellos eran tres y el uno, pero bien armado.
Algunas personas, que iban a su trabajo se pararon para ver tal barbarie. Y uno llamó a la policía.
Tardaron apenas nada, ya que estaban de servicio muy cerca de allí.

Los muertos, estuvieron largo tiempo en el suelo antes debía venir el médico forense, a levantar sus cadáveres.

Llamaron a los familiares, que no podían creerse aquello. Todos eran amigos, era inadmisible que uno de ellos acabara con la vida de los otros, y después se suicidase.

Mientras tanto, Luciana y su perro estaban tumbados en la cama, la mujer temblaba como un flan y Sansón la miraba, el animal intuía que su dueña estaba muy preocupada y asustada. Y no era para menos después de lo que habían presenciado. 
Verónica O.M.
Continuará

4 comentarios:

  1. Me intriga saber como sigue. Que tengas una buena semana Vero. Acá mucho frío.

    ResponderEliminar
  2. Para Beatriz
    Me alegra saberlo, muchas gracias Beatriz.
    Por aquí amiga, hace muchísima calor, y no me gusta nada.
    Feliz semana
    Besitos

    ResponderEliminar
  3. Desde luego Verónica tú imaginación no tiene límites. Con tres fiambres a la olla esto se pone que hierve. Besos Verónica y cuídate de las calores, que hace tela.

    ResponderEliminar
  4. Para Rafa Hernández
    Es cierto Rafa, no los tiene (límites)
    Y no son tres sino cuatro, quien los mató y posteriormente se suicidó también cuenta
    La calor, no me gusta demasiado (nada en absoluto)
    Besos, feliz tarde

    ResponderEliminar

La letras tienen el poder de llevarte a ese mundo dónde todo es posible, deseo te gusten las mias...
Gracias por tu visita y comentario.