martes, 10 de julio de 2012

LA MUJER Y EL PERRO CAPÍTULO Nº 7

El hombre, los llevó hasta dónde yacían muertos los tres los hombres. 
A verlos sus corazones se les encogieron, dialogaron entre ellos y llegaron a la conclusión que aquellos horrendos crímenes,  los había cometido el otro muerto que habían encontrado momentos antes.
Todo cuadraba, sin duda los había pillado desprevenidos ya que ellos eran tres y el uno, pero bien armado.
Algunas personas, que iban a su trabajo se pararon para ver tal barbarie. Y uno llamó a la policía.
Tardaron apenas nada, ya que estaban de servicio muy cerca de allí.

Los muertos, estuvieron largo tiempo en el suelo antes debía venir el médico forense, a levantar sus cadáveres.

Llamaron a los familiares, que no podían creerse aquello. Todos eran amigos, era inadmisible que uno de ellos acabara con la vida de los otros, y después se suicidase.

Mientras tanto, Luciana y su perro estaban tumbados en la cama, la mujer temblaba como un flan y Sansón la miraba, el animal intuía que su dueña estaba muy preocupada y asustada. Y no era para menos después de lo que habían presenciado. 
Verónica O.M.
Continuará

4 comentarios:

Beatriz dijo...

Me intriga saber como sigue. Que tengas una buena semana Vero. Acá mucho frío.

Verónica dijo...

Para Beatriz
Me alegra saberlo, muchas gracias Beatriz.
Por aquí amiga, hace muchísima calor, y no me gusta nada.
Feliz semana
Besitos

Rafa Hernández dijo...

Desde luego Verónica tú imaginación no tiene límites. Con tres fiambres a la olla esto se pone que hierve. Besos Verónica y cuídate de las calores, que hace tela.

Verónica dijo...

Para Rafa Hernández
Es cierto Rafa, no los tiene (límites)
Y no son tres sino cuatro, quien los mató y posteriormente se suicidó también cuenta
La calor, no me gusta demasiado (nada en absoluto)
Besos, feliz tarde