domingo, 19 de agosto de 2012

LAS HORMIGAS

Bonita imagen de internet

                                                      
Antes de que llegase el frío, las hormigas trabajaban sin descanso.
Hacían un alto en el camino, tan solo para saludar a quienes eran sus amigas, después proseguían con su tarea antes de que  llegase la oscuridad de la noche.
Una de ellas encontró algo redondo, con mucho esfuerzo logró ponerlo de canto, y lo echó a rodar hasta llegar a una de las entradas del hormiguero.
Algunas hormigas se acercaron para ver aquello, no sabían de qué se trataba pero muchas de ellas dijeron aquello de...
-Parece que es comestible.
Lo empujaron por aquella entrada más grande, ya que no cabía por la otra mucho más pequeña. Y lo llevaron a la despensa, dónde había mil y un alimento, para cuando llegase el duro invierno.
Y no tardó en llegar el frío.
Ellas estaban muy acomodadas y calentitas , disfrutando de su descanso muy merecido.
Sacaron para comer aquella cosa redonda, después  pensaban estar de cháchara toda la tarde.
Muchas de ellas intentaron cortar aquello, y cuando lo consiguieron lo hicieron en trocitos muy diminutos.
Empezaron a comer, al momento todas estaban roncando. Y así siguieron, hasta el día siguiente.
-No se que nos ha pasado, sin duda hemos comido algo en mal estado. Dijo la que se las daba de más lista.
Lo que no sabían, era que aquella cosa redonda era una pastilla tranquilizante, que se le había caído por el camino a un hombre que paseaba cerca de allí cada tarde.
Verónica O.M.

16 comentarios:

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Las afectaría...porque son naturaleza viva...suponga la "traba" de esas liliputienses hormigas. UN abrazo. Carlos

Beatriz dijo...

Van a estar calmaditas. ja,ja. Buen domingo!! Y semana también

silvo dijo...

Me temo que buscarán otra cuando se les acabe y esta pasará a ser parfte de la mitología del hormiguero, besos!

Verónica dijo...

Para Carlos Augusto Pereyra Martínez
Al ser tan dimunutas, por poco que comiesen menudo colocón pillaron jaja.
Un abrazo, feliz domingo

Verónica dijo...

Para Beatriz
Muy tranquilitas Beatriz, aunque imagínatelas roncando a todas a la vez jaja.
Feliz domingo y semana
Besitos

Verónica dijo...

Para Silvo
Jaja, me las estoy imaginando buscando otra, ya tienen experiencia y saben el efecto que produce jaja.
Besos, buen domingo

ion-laos dijo...

Tenemos que ser más cuidadosos, imagina si lo pilla un niño, o se cae al río y lo come un pez, que a su vez es pescado, va a la tienda y lo compras tú. Es todo una cadena.

Buena semana, besos.

Verónica dijo...

Para ion-laos
Tienes toda la razón amiga, es mucho más serio de lo que a simple vista parece. Gracias por tu consejo tan valioso.
Feliz semana
Besitos

Pluma Roja dijo...

Lindo e impredesible relato. Felicitaciones.

Besos Vero.

Rafa Hernández dijo...

Tranquilas desde luego se quedarían, aunque si todos fuésemos tan laboriosos como las hormigas otro gallo nos cantaría. Por cierto hace escasamente unos días, leía que las hormigas no duermen; no sé si esto será cierto.

Besos Verónica.

Verónica dijo...

Para Pluma Roja
Muchas gracias amiga, me alegra te guste.
Besitos, feliz semana

Verónica dijo...

Para Rafa Hernández
Muy tranquilas Rafa, jaja.
Las hormigas sabemos que hivernan en el invierno, eso de que no duermen jamás lo había ni leído ni escuchado. Indagaré en cuanto tenga tiempo
Besos, muy buena noche

Marek dijo...

Muy divertido cuento, Vero. No te falta las ideas y talento.
Saludos

Verónica dijo...

Para Marek
¡Cuanto tiempo sin verte! me alegra mucho tu visita.
Muchas gracias por tus palabras, las agradezco de corazón.
Saludos

Julie dijo...

Siempre me ha gustado observar las hormigas, y veo que tú también, claro que tomarse una pastilla.... Me ha hecho mucha gracia.

Verónica dijo...

Para Julie
Es que son dignas de observación, jaja.
La parte simpática es la pastilla, me alegra te guste, muchas gracias amiga.
Besos, feliz día