martes, 6 de noviembre de 2012

PARA SER BRUJA, SE NECESITA...

Simpática imagen de internet

Una bruja que se precie
debe tener un gato negro.
Sino está incompleta
y para nada sirve.
Sería como un bolígrafo
que no tiene tinta.
Como un peine
que no tiene púas.
Como un río
sin caudal.
Como el cielo
sin pájaros.
Y así vas sumando
hasta agotarte.
¡Señora bruja, busca
a ese gato mejor,
y sino lo encuentras
lo robas!
¿Quien se va a enterar?
Verónica O.M.



6 comentarios:

Pluma Roja dijo...

Yo tengo un gato negro, en la casa de mi abuela siempre hubo un gato negro. Somos brujas por ancestro. jajaja.

lindo. gracias Vero.

silvo dijo...

Y una berruga jaja, cierto sin ese gato sería algo descafeinado, besos!

Rafa Hernández dijo...

Joder pero si dicen que los gatos negros traen muy mal suerte. Aunque claro si se es bruja de las malas, le viene como anillo al dedo para sus fechorías. Yo creo que las brujillas buenas tienen el gato, pero color del azafrán, ja ja ja.

Besos Verónica.

Verónica dijo...

Para Pluma Roja
En todo caso Brujas buenas, jaja
Besitos

Verónica dijo...

Para Silvo
La berruga por supuesto Silvo, jaja. Sería una bruja descafeinada, nada que ver con la auténtica, jaja.
Besos

Verónica dijo...

Para Rafa Hernández
Rafa, no traen mala suerte. Eso lo dicen las personas supersticiosas. Los gatos, de color azafrán mira que son guapos jaja
Besos