jueves, 28 de febrero de 2013

LA NIÑA DE LOS ZAPATOS DE CHAROL

Precioso dibujo de Internet


La niña de los zapatos de charol, nació en aquella España del año 1956  tan llena de miseria, dónde las familias tenían todos los hijos qué Dios les enviaba (salvo excepciones, qué siempre las ha habido) Educaban, de una forma un tanto extraña, dónde el miedo imperaba a su antojo en todos sus ámbitos.
Todo eran carencias. Dónde estrenar algo, era todo un acontecimiento. Se reservaba para los días festivos. Siempre se íba con lo mismo.
La niña fue sumando añitos.
Ya llego a los zapatos...
Su madre, le compró unos zapatos de charol de color negro (qué la inocente criatura eligió) A la mujer, se le quedó una cara...
Y todo,  porque eran de punta muy ancha y cuadrada (cosa de las modas, a punto de finalizar los años sesenta)
Se los ponía los domingos. Era calzado de verano (o entre tiempo) cerrados por la parte delantera y con una tirita en su parte trasera, sin olvidar un gran lazo encima en cada uno de ellos de color verde más bien claro.
Caminó, caminó, y siguió caminando con ellos mucho tiempo, hasta acabar aborreciéndolos.
No se le ocurrió otra cosa qué arrancarles los lazos. Con el único propósito, de qué le comprasen otros.
Pero no hubo nuevos zapatos... los tuvo qué aguantar mucho más tiempo, y sin lazos perdieron toda su gracia ¡Los odiaba! 
Su padre, no se los quiso arreglar, así aprendería...
Yo, me subí en aquellos zapatos. ¿Lo intuías?
No permitamos, qué aquellos tiempos vuelvan.
Autora Verónica O.M.

12 comentarios:

Rafa Hernández dijo...

Lo has descrito a la perfección, tal cual y sin dejar un cabo suelto. Ojalá aquello no vuelva, y eso que nosotros no lo pasamos tal mal, como los que nacieron diez o quince años atrás, y dijo nosotros porque yo también soy del 56.

Besos Verónica y ya dirás como va tu hijo.

Verónica dijo...

Para Rafa Hernández
Mi hijo ya en su casa, junto a su pareja. El alta se la dieron ayer tarde. Acabo de hablar con él ahora mismo (pero por teléfono) no vivimos en la misma provincia.
Ni imaginaba, qué fuéramos de la misma quinta, jaja.
No se tú Rafa, pero yo no lo pasé demasiado bien, más qué nada por responsabilidades no propias de una niña.
Seguiré contando en otra ocasión.
Besos, feliz tarde

Beatriz dijo...

Esa epoca era tal cual la describís. Y si no te pasaban la ropa de otra niña que era más grande. Yo era la más chica. ja,ja. Seguro que no volverá esa época. Ahora los chicos bien chiquitos hasta eligen que comer. Beso Vero

Verónica dijo...

Para Beatriz
Beatriz, por aquí amiga tanto de lo mismo.
En España hay personas que iban más o menos bien, y hoy no tienen ni para lo más básico.
Ojalá esto se frene y remonte, ir para atrás no es de ley.
Besos

MAR dijo...

No lo he vivido,pero que no se repita.
bss

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Me encantan tus textos con la nostalgia de niños. Un abrazo. carlos

Verónica dijo...

Para MAR
Mar, suerte para ti de no haberlo vivido, tú eres más joven.
Esperemos no llegue a tanto, somos casi toda la sociedad en contra (menos quienes todos ya sabemos)
Besos

Verónica dijo...

Para Carlos Augusto Pereyra Martínez
Carlos, me alegra mucho saberlo, jaja
Un abrazo, con todo cariño

ion-laos dijo...

Educar en el miedo, es de un caciquismo total. Soy del 67, no me afectó, no.

Estupendo que tu hijo esté en casa, esa es la mejor de las señales.

Por allí no nieva? Vaya dos días que llevamos en los madriles y con ganas de seguir, bufff...

Besos Vero.

Verónica dijo...

Para ion-laos
Muy cierto amiga, eso mismo es.
Mi hermano pequeño, nació el mismo año qué tú, ya nada que ver (por suerte para vosotros)
Mi hijo ya en su casita, te confieso qué lo ha pasado muy mal.
Por aquí las afueras de Barcelona, nos nevó el sábado, hoy se ha pasado el día lloviendo.
Besos, apreciada amiga, mi total gratitud hacia ti

silvo dijo...

Sobre todo el domingo de ramos, que no vuelvan, no parece que vamos hacia ellos, besos!

Verónica dijo...

Para Silvo
Tiempos duros fueron, claro para unos más qué para otros.
Muchas personas, entre ellas alguna qué conozco están pasándolo inclusive peor.
Ojalá esto remonte, no se debe exprimir tanto a la gente, cuando todos sabemos lo qué está sucediendo.
Besos