sábado, 13 de abril de 2013

DOLORES (12)

Bonito dibujo de internet


Cuando todos marcharon, Ginés el dueño del bar cerró la puerta y se dispuso a barrer. Todavía pasarían sus dos buenas horas antes de apagar la luz.

-Ahora es el momento. Todos ya estarán en sus casas. -Dijo
Zacarías a Alfonso.

José yació en el suelo, inconsciente un rato, pero se movió un poco y Alfonso le pegó con su bota una patada en el estómago.

Ya tenían la cuerda preparada para el ahorcamiento.

Cuerda corrediza:
Se aplica al nudo que se hace con una sola cuerda, formando una o varias anillas en un extremo y metiendo el otro extremo por ellas, de manera que la cuerda se deslice y apriete con facilidad

Zacarías fue quien lo preparó todo, Alfonso lo sujetó lo más derecho posible. El primero introdujo la cabeza de José por el lazo y Alfonso de golpe lo soltó, el pobre hombre estaba aturdido por todo lo sufrido, y se movía sin poderse librar de su tortura. Al rato ya expiraba.

-¿Has visto que fácil ha sido?  -Dijo Zacarías. Los dos, sin remordimiento alguno, quitaron la piedra ensangrentada del lugar dónde estaba, y la tiraron al riachuelo que pasaba cerca.

Pero a Ramiro, el padre de Luis, algo no le cuadraba. Fue la forma en que José entró en el bar. Hacía poco rato que Zacarías y Alfonso habían salido de allí, y pensó que había tenido algún contratiempo con aquellos dos elementos. Llamó su atención, haberlos visto salir en la oscuridad del camino que llevaba hacia los árboles. Parecían llevar prisa ya que ni repararon en él.
Intrigado se dirigió hacia allí. Horrorizado contempló como José estaba colgado del árbol, y al parecer ya muerto.

-¡Canallas, vosotros lo habéis hecho! -Dijo en voz alta.
Su primer pensamiento fue descubrirlos, pero le entró un miedo atroz.
-¿Y si a mi, me hacen lo mismo? -Entró de nuevo en casa, como si  nada hubiese visto. Pero aquello jamás lo pudo olvidar, lo llevó en su pensamiento como una penitencia a su cobardía.

Mientras tanto, en casa de José pensaron que el cabeza de familia se retrasaba. En alguna ocasión ya había sucedido, así que no se preocuparon demasiado. Y cenaron solas.
Al día siguiente, Rosario su mujer le haría ver que aquello no le gustaba demasiado. Aunque no sería demasiado estricta con él, al considerarlo un buen marido y padre ejemplar.

-Buenas noches, hijas. Que descanséis.

-Buenas noches, mamá. -Dijeron casi a la par.

Les cerró la puerta dirigiéndose a su alcoba matrimonial. Pensó que José intentaría hacer el menor ruido posible para no interrumpirle su descanso.
Autora verónica O.M.
Continuará

13 comentarios:

  1. Muy bien expresado, duro como es el suceso, aquellos dos son bazofia, besoos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para silvo
      Muy duro Silvo, y escribirlo también lo ha sido.
      Bazofia pura, criminales en grado superlativo.
      Besos

      Eliminar
  2. hola esta muy lindo tu blog y te ves muy linda en la foto estoy empezando a escreibir dos obras de teatro vere como llegar al teatro ahora ,,,empezare a escribir nuevos poemas ya .......estoy muy inspirado me faltan poner cuatro en el blog de los ultimos que escribi que se me estraviaron.abrazos y bendiciones

    ResponderEliminar
  3. Respuestas
    1. Para raymond johnson
      Hola Raymond...
      Me alegra te lo parezca. Deseo esas obras de teatro te vayan genial.
      Después me paso a leer, que he visto que has posteado.
      Abrazos y bendiciones (gracias por las tuyas)

      Eliminar
  4. Es una situación de las peores, comprendo ese miedo. Estos dos seguro que hubiesen acabado con él si los delataba. En cierta forma pienso que hizo bien aunque tuviera que cargar con esa sensación de cobarde...

    Que tristes momentos los que le espera a la familia :(((

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para Nieves
      Comparto tu opinión, Nieves. Con la culpa de no delatar a estos dos criminales, vivirá con esa carga hasta sus últimos momentos. La familia sufrirá, pero seguiran adelante, veremos de que forma.
      Besitos, buen domingo

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Para Beatriz
      Lo es mucho, Beatriz.
      Besitos, buen domingo y semana

      Eliminar
  6. Vaya par de valientes, aunque desde mi punto de vista Ramiro también tiene lo suyo; por no delatarlos por aquel horrendo crimen, y vivir con ese cargo de conciencia, que desde luego por culpa de su cobardía tuvo que llevarla siempre a cuestas.

    Besos Verónica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para Rafa Hernández
      Criminales. Ramiro vivió siempre con eso. El hombre se acojonó, cosa muy habitual entre los seres humanos.
      Besos Rafa, feliz tarde

      Eliminar
  7. holaaaaaa vero amiga ohhhh que no encuentro el ultimo capitulo que lei, y yo queria seguir leyendo desde donde me quedé ahora aunque lea no me entero de quien son estas gente jaaja besitosssssssssssss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para EMBRUJO
      Si vas a escritos del blog, casi al principio de la página clica en Dolores, allí podrás leerlos todos aunque ya sabes como funciona, el primero que te sale es el último, ve bajando la página hasta dar con el que buscas.
      Besitos

      Eliminar

La letras tienen el poder de llevarte a ese mundo dónde todo es posible, deseo te gusten las mias...
Gracias por tu visita y comentario.