sábado, 20 de abril de 2013

DOLORES (19)

Bonito dibujo de internet
novela escrita por mi


Pasaron los días subidos en una nube. Dolores y Luis se acoplaron muy bien a pesar de ser bien distintos. Hacían las labores caseras entre los dos, al atardecer salían a dar un paseo por la aldea. Los vecinos ya la saludaban con simpatía. No se sabía como, pero todos ya sabían que ella era Dolores, la chiquilla que había nacido y vivido en la aldea hacía muchísimos años.

Se pararon en el antiguo bar. No tenía buenos recuerdos de aquel lugar, pero se dijo que tarde o temprano debería entrar allí para poder continuar con su vida sin que aquello la limitase. Al jubilarse Ginés pasó a manos de su hijo Salvador, y posteriormente a su único hijo llamado Domingo. Su abuelo Ginés hacía años había fallecido. Se acostó un día y no se levantó más. En su rostro se dibujaba una bonita sonrisa. Murió en silencio, sin sufrir.

Entraron en el bar. Allí no había nada que le recordase aquel fatídico día, cuando encontró a su madre en aquellas condiciones tan lamentables. Y se relajó. Luis se dio cuenta pero nada dijo.

-Buenas tardes Domingo. ¡Hace un día espléndido!

-Hola, Luis y compañía.

-Ven Dolores, acerquémonos.

-Ella es Dolores.

El joven ya sabía quien era. Conocía lo que por allí se decía. Pero no toda la verdad. Estrecharon sus manos, la de ella quedó casi oculta entre las manos de él.

Domingo muy solícito y servicial, les sirvió unos cafés que sabían a gloria.

Dolores, jamás había probado uno tan exquisito. Muy amable y dispuesta se lo dijo. -¡Está riquísimo! En toda mi vida probé uno igual.

El se lo tomó cómo un cumplido. Aunque sabía que la mujer decía una gran verdad, tenía su secreto transmitido de sus antepasados.


La mujer se sintió al momento muy cómoda. Y se dijo que volverían muy a menudo por allí.

Autora Verónica O.M.
Continuará

10 comentarios:

  1. Ya van demostrando que se llevan muy bien, besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para silvo
      Lo van demostrando... Bonita pareja, me costaba lo mismo que no lo fuesen, pero opté porque se llevaran bien, jaja
      Besos, buen finde y hasta el lunes (mañana tengo visita)

      Eliminar
  2. Hola, la verdad es que me gusta tanto esta historia que voy dejando que se junta varios capitulos para disfrutar mas de su lectura, un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para Robledo Ruiz
      Hola, y muchas gracias por tu interés en esta historia.
      Los capítulos los pondría más largos, pero no quiero hacerlos cansinos, pienso que es la medida justa.
      Besos, buen finde

      Eliminar
  3. Ha hecho algo fantástico, enfrentarse con esa mancha del pasado y descubrir que el dueño de hoy, Domingo es un magnífico chico y que el lugar no tiene nada que ver con aquello que sucedió en él.

    Es una mujer valiente!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para Nieves
      En el bar la madre estaba desesperada, pero fue al encontrar a su marido ahorcado. El abuelo de Domingo (actual dueño) ayudó a encontrarlo. Dolores tenía miedo por revivir aquello.
      Besos

      Eliminar
  4. Los polos opuestos se atraen. Por lo menos, a ella, se la ve más relajada.

    Buena semana Vero, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para ion-laos
      Tienes toda la razón. Dolores parece haber rejuvenecido muchos años.
      Besos, feliz semana

      Eliminar
  5. A ver si todavía la Dolores se echa la escopeta al hombro se dirige al bar y lía la de Dios, jajaja.

    Besos Verónica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para Rafa Hernández
      Rafa, no lo hará. En realidad ni el bar ni su dueño tuvieron culpa de nada, muy al contrario.
      Besos, feliz tarde

      Eliminar

La letras tienen el poder de llevarte a ese mundo dónde todo es posible, deseo te gusten las mias...
Gracias por tu visita y comentario.