martes, 25 de junio de 2013

HASTA QUE TÚ TE VAYAS (15)

Preciosa imagen de internet
novela escrita por mi

Don Federico hizo el camino de regreso cabizbajo y pensativo. Tardó en entrar en su casa. Al hacerlo, se dirigió hacia la habitación matrimonial dónde su mujer permanecía dormida. Su respiración era agitada, pero era tal su cansancio que no se había dado cuenta de la presencia de él.  Se sentó en la mecedora de ella mirándola fijamente. Lo hacía casi sin pestañear. Era tanto su sufrimiento que sería incapaz de expresarlo con palabras. Se hubiese cambiado mil veces por ella, un ser tan especial y maravilloso bajo su punto de vista y que no merecía aquello.
Al rato se acostó a su lado en el filo de la cama. Manolita empezó a toser y le acercó un vaso con agua.
Se la dejó beber. -¿Estás bien?

-Si. No te preocupes por mi.

-Mujer, no digas tonterías. ¿Por quien debería preocuparme? -preguntó con ronca voz.

-Por ti. Llevas un tiempo que solo vives para mi.  Si te soy sincera no me gusta. Yo soy la enferma, y no quiero arrastrarte a ti también. Quiero pedirte algo.

-¿Qué es? Dalo por hecho.

-Me gustaría, que contrataras a alguien para cuidarme unas horas, así podrías descansar de tanta obligación como te has echado conmigo.

-Está bien, mujer. ¿En quien has pensado?

-En Anita.

Al escuchar aquel nombre sintió su rostro encendido, y no entendió el porqué de ello.
Autora Verónica O.M.
Continuará

13 comentarios:

  1. Pido disculpas si he dejado algún comentario por contestar.

    ResponderEliminar
  2. Bueno yo creo que a pesar del sufrimiento que siente por su mujer, Federico también siente algo especial por Anita.

    Besos Verónica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para Rafa Hernández
      Rafa, pudieras tener razón (o no) veremos a partir de ahora como actua don Federico.
      Besos, buena noche

      Eliminar
  3. No quiere que él caiga enfermo también, besos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para silvo
      Silvo, muy cierto. Algunas personas, no hubiesen actuado como su mujer, la enfermedad las vuelve egoistas.
      Besos, buena noche

      Eliminar
  4. Don Federico aun tiene corazón.

    Un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para la MaLquEridA
      Amiga, tienes toda la razón.
      Un beso, feliz día

      Eliminar
  5. Respuestas
    1. Para ion-laos
      Me alegra te parezca intrigante.
      Besos amiga

      Eliminar
  6. Me pase a saludarte,un abrazo grande amiga.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para Fiaris
      Muchas gracias por hacerlo, te lo agradezco mucho.
      Un abrazo igual que el tuyo Fiaris, jaja

      Eliminar
  7. Hay madre que este hombre tiene la cabeza en otro sitio, un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para Robledo Ruiz
      Tienes toda la razón, la cabeza la tiene en el rio (observando a Anita escondido)
      Besos, buena noche Robledo

      Eliminar

La letras tienen el poder de llevarte a ese mundo dónde todo es posible, deseo te gusten las mias...
Gracias por tu visita y comentario.