domingo, 18 de agosto de 2013

FRÍO INTERIOR

Bonita imagen de internet
¡Tenía frío!
opté por taparme
con una manta.
Pero me di cuenta
que ese tipo de abrigo
no era necesario
porque me axfisiaba.
Tenía que indagar
más adentro
en alguna carencia
de ahora
o de ayer.
Verónica O.M.


13 comentarios:

silvo dijo...

Seguramente se precisaba el calor de una sonrisa de esas que iluminan por dentro, una sonrisa cómplice que habla por sí sola de afinidad, besos!

Nieves dijo...

Bueno, al perecer el que tiene frío es el alma, si encontrara un corazón amable, sincero y risueño seguro que ese frío invernal se convertiría en calorcito primaveral.

Un besote :)

Marina-Emer dijo...

...muy buenos los versos del de la manta ...ahora no la necesitaria en España es verano
un abrazoooooooooooooooooooooooooo
Marina

Verónica dijo...

Para silvo
Una sonrisa como esa que mencionas no vendría nada mal, jaja.
Besos, feliz tarde Silvo

Verónica dijo...

Para Nieves
No estaría nada mal. Calorcito primaveral lo prefiero al calor veraniego.
Besos, feliz tarde Nieves

Verónica dijo...

Para Marina-Emer
Me alegra te guste, Marina, gracias.
No me gusta demasiado el verano, pasar calor, sudar, jaja.
Besos, feliz verano amiga

la MaLquEridA dijo...

Recordar el pasado para valorar nuestro presente.


Besos Vero.

Verónica dijo...

Para la MaLquEridA
Eso siempre, Malque.
Besos

Marylin LaGata dijo...

Frio en el alma.

Amapola Azzul dijo...

Bueno, y, ¿la encontraste?

Un abrazo.

Encantada de leerte.

Verónica dijo...

Para Marylin LaGata
Tu lo has dicho.
Besos

Verónica dijo...

Para Amapola Azzul
Bienvenida...
La encontré.
Encantada de que aquí estés (gracias)
Un abrazo

Rafa Hernández dijo...

Muy bueno Verónica. Da para reflexionar y mucho. Los agobios del alma y del corazón no se pueden tapar con manta alguna, ya que como bien dices es vez de quitarte el frío, lo que hace es asfixiarte. Una buena reflexión y el buscar dónde hemos fallado es la mejor forma para combatir ese frío que nos atenaza. Hablando de mantas, joder sólo de mentarla ya me ahogo con las calores que hacen.

Besos Verónica.