domingo, 1 de septiembre de 2013

LOS AÑOS PASAN VELOZMENTE


Bonita imagen de internet
En los brazos de los años
me dormí mucho tiempo
me costó despertar
y al hacerlo pensé
que el que me quedase
sería de mejor aprovechamiento.
En los brazos de los años
presentes y esos que están por llegar
procuraré no perder 
tanto el tiempo.
Los años pasan velozmente
y esos que perdí
ya no los puedo encontrar
desaparecieron para siempre
y aunque llore 
grite o pataleé
jamás volverán.
Verónica O.M.

11 comentarios:

Verónica O.M. dijo...

Medio en serio, medio en broma...
Dentro de nueve días es mi cumple, preparándome ando para ello, jaja.

Robledo Ruiz dijo...

Pero lo bueno, es que eso es vivir, un beso

ion-laos dijo...

Bueno, felicidades, jajajaja. Son años de vida que tenemos, pero jolín, van pesando, jajajaja. Hay que vivir cada momento como si fuera el último y disfrutarlo. Es lo que nos vamos a llevar pal cuerpo.

Besos!

Verónica O.M. dijo...

Para Robledo Ruiz
Aunque sea durmiendo también lo es, tienes toda la razón.
Besos, y me alegra tu vuelta

Verónica O.M. dijo...

Para ion-laos
¿Ya de vuelta? cuanto me alegro, amiga.
Muchas gracias, pero que conste que todavía faltan nueve días, jaja (menudo consuelo es ese)
Tienes toda la razón.
Besos, buena noche

silvo dijo...

No volverán los pasados pero debemos tomar enseñanza para los futuros, vuela el tiempo y cada vez se nos antoja que más deprisa, besos!

Verónica O.M. dijo...

Para silvo
No, esos ya no vuelven.
La enseñanza es lo bueno que hemos sacado de ellos.
Es cierto, parece que vuelan, para mi que a ciertas edades, cuando éramos crios costaba más, jaja
Besos, buena noche

Nieves dijo...

No solo los años Vero pasan tan rápido, sin ir mas lejos este verano para mi a volado, ha sido como un pestañeo.

Precioso poema, me encantó.

Besitos !!!

la MaLquEridA dijo...

Si se pudiesemos recobrar el tiempo perdido enmendaríamos nuestros errores pero no seriamos los mismos.


Beso

Verónica O.M. dijo...

Muchas gracias a tod@s, os deseo una buena semana.
Besos

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Hay que vivir¡Vivir la vida, que despues los años nos reclaman la inercia...Un abrazo. Carlos