sábado, 9 de noviembre de 2013

LO QUE UNA MADRE SIENTE...

Preciosa imagen de internet
Se ha dormido
entre hermosos tules
besos y caricias
con una bella sonrisa
que va de punta a punta
en esa boquita tan cuca.
Su madre le mira embelesada
y daría su vida para que
no le pase nada nunca.
Verónica O.M.

16 comentarios:

Beatriz dijo...

Hermoso escrito. Buen finde

Verónica O.M. dijo...

Para Beatriz
Me alegra te guste, gracias amiga.
Besos, buen finde

Nieves dijo...

para que siempre sonría, para que siempre viva en felicidades.

Hermoso y tierno Vero :)

Verónica O.M. dijo...

Para Nieves
Nieves, siempre debería de ser así, pero algunas veces...
Me alegra te guste, gracias.
Besos

Amapola Azzul dijo...

Qué bonito lo que has escrito, en abrazo para ti.

Verónica O.M. dijo...

Para Amapola Azzul
Me alegra te guste, gracias.
Un abrazo, buen finde Amapola

silvo dijo...

Cuanto hacen sufrir luego,pero esa etapa de pequeñines, la siguiente es maravillosa y no entiendo a quienes no saben disfrutarla, besos!

Verónica O.M. dijo...

Para silvo
Silvo, tienes toda la razón (y en todo)
Besos, buen domingo

Lola dijo...

Así es Vero, las madres daremos la vida por nuestros hijos, son nuestro futuro, somos nosotras dentro de varios siglos en los ojos de nuestros nietos. Preciosa y tierna entrada. Feliz domingo. Un beso.

Verónica O.M. dijo...

Para Lola
Lola, tienes toda la razón.
Me alegra te guste, gracias.
Besos, buen domingo

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

EStos versos, la más delicada expresión de la ternura.

Verónica O.M. dijo...

Para Carlos Augusto Pereyra Martínez
Gracias, Carlos, me alegra te lo parezca.
Un abrazo

MAR dijo...

Los hijos, lo más¡
Bss

Verónica O.M. dijo...

Para MAR
Lo comparto totalmente.
Besos, buen domingo

LUMI BRAVO HERRANZ dijo...

Una madre siente cuando ve a sus hijos dormir, la serenidad que desprenden sus caritas inocentes. Un abrazo Verónica

Verónica O.M. dijo...

Para LUMI BRAVO HERRANZ
Lumi, comparto totalmente tu opinión, siempre tienes las palabras adecuadas, gracias.
Un abrazo