domingo, 1 de diciembre de 2013

JESÚS


Imagen de internet
Vine al mundo
para ser un maestro
y enseñé a costa
de mi propia muerte.
Verónica O.M.


11 comentarios:

silvo dijo...

Eso es lo máximo, personaje MARAVILLOSO, besos!

Verónica O.M. dijo...

Para silvo
Comparto tu opinión en su totalidad.
Besos, buena noche

Beatriz dijo...

Gran verdad!!! Buena semana

Nieves dijo...

Me encanaría saber toda la verdad de Jesús, porque puede que después de tantos años y tantos intereses, hayan inventado, imaginado, y tergiversado su persona para sacar provecho de ello.

Siempre pienso en el libro Caballo de troya, me encantaría poder viajar en el tiempo, mirarle a los ojos, ir a escucharle al monte y volver a casa con mis propias conclusiones.
Pero como eso es imposible, seguiré con la incógnita de saber quien era y como era el verdadero Jesús. Que sin duda queramos o no es un persona que nos inquieta y no pasa desapersivida para nadie, crean en que fuera hijo de dios o no.

Besos !!

AMALIA dijo...

¡¡Qué bonito, Verónica!!. Emocionante.

Un besito grande.

Verónica O.M. dijo...

Para Beatriz
Lo es, amiga.
Besos, buena semana

Verónica O.M. dijo...

Para Nieves
Nieves, tienes toda la razón.
Hijos de Dios lo somos todos.
Besos

Verónica O.M. dijo...

Para AMALIA
Gracias, Amalia.
Besos

LUMI BRAVO HERRANZ dijo...

El maestro siempre deja parte de su vida en sus discípulos, quizá siguiendo el patrón de Jesús. Un abrazo Verónica.

Verónica O.M. dijo...

Para LUMI BRAVO HERRANZ
Lumi, tienes toda la razón.
Un abrazo

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Es el gran maestro...
Un abrazo. carlos