martes, 28 de enero de 2014

SIN NORTE


Bonita imagen de internet

Debe quitarse la venda
que tapan sus ojos
para ser más realista
sus sueños no le dejan ver
que ya no tiene Norte.
Verónica O.M.

13 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

Andar a ciegas sin saber a donde ir, ni brújula que guíe el camino.
Desolador paisaje.

Besos Vero

Amapola Azzul dijo...

Es lo mejor. Un beso.

silvo dijo...

Cierto, se de alguien que dice que se ha quitado dos vendas y aún no sabemos las que le quedan, besos!

Verónica O.M. dijo...

Para la MaLquEridA
Cierto Malque, muy desolador.
Besos

Verónica O.M. dijo...

Para Amapola Azzul
Muy cierto, lo comparto.
Besos

Verónica O.M. dijo...

Para silvo
Poco a poco se las irá quitando todas.
Besos

Nieves dijo...

No creo que el Norte desaparezca, esa venda la tiene desorientada, una vez se la quite y descubra en qué punto se encuentra y respire un poco de aire puro seguro volverá al camino de ese Norte... :)

Un abrazo Vero!!

AMBAR dijo...

Hay momentos en que la venda la ponemos, no por no saber mirar, sino por no querer ver, muchas de las cosas que tenemos a nuestro alrededor, son dolorosas, pero mirarlas de frente y verlas con claridad, puede dar buenos resultados, por dolorosos que sean.
Un gran abrazo Vero.
Ambar.

LUMI BRAVO HERRANZ dijo...

Es tan fácil perder el norte cuando los sueños inundan el alma y la ceguera consiste en no querer ver la realidad. Siempre hay sueños realizables, otros, nunca serán porque exigimos al destino demasiado sin ofrecer presente que origine el cumplimiento de nuestros sueños, pues con imaginar no conseguimos nada, hay soñar despierto. Un abrazo Verónica.

Rafa Hernández dijo...

Lo malo es que a muchas les cuesta mucho trabajo quitarse esa venda, quizás a veces por miedo a descubrir el entrono que les rodea.

Besos Verónica.

Verónica O.M. dijo...

Muchas gracias a tod@s, que paséis un buen día.

Robledo Ruiz dijo...

Arriba ese animo, que tu puedes, un beso

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Vya que muchos sueños, tapan la visión en ese sentido de ver. UN abrazo. Carlos