lunes, 18 de agosto de 2014

PLANEADO MICRORRELATO

Bonita imagen de internet
Se duchó y vistió...
Primero la ropa interior. Eligió un conjunto color blanco sin estrenar. Un bonito vestido, que guardaba protegiéndolo del polvo con una funda de plástico, por si surgía una ocasión especial para lucirlo.
Pensaba que ya no habría otra ocasión.
Hacía años sufría de mucha tristeza. Una pesada carga, que ya no tenía intención de seguir llevando a cuestas ni un minuto más.
Lo tenía todo planeado desde hacía días.
Cuando la echasen en falta sabrían...
Y sería noticia en el barrio. Las malas lenguas inventarían lo que no sabían. Las buenas quedarían impactadas.
Ejecutó su plan una vez se había maquillado con esmero.
Autora Verónica O.M.

7 comentarios:

Verónica O.M. dijo...

Nunca hay que llegar a estos extremos.
La tristeza o depresión debe ser tratada por los médicos. Un buen tratamiento y recomendaciones obran milagros.
Ningún suceso o motivo vale tu vida, eres más importante de lo que piensas. Ella estaba equivocada, ¿No crees?

silvo dijo...

No, hay futuro, hay que encontrarle, no sabe cuanta gente está similar y deberían encontrarse, hablar, lo atrás que quede donde sucedió y lo de delante es un universo por explorar, siempre con ánimo y valorando lo que realmente merece la pena comenzando por uno mismo pero sin ego grande, besos!

Verónica O.M. dijo...

Para silvo
Tienes toda la razón, debe haber tantos casos, si uno supiese sus motivos, sus penas, quizás no le daríamos tanta importancia a las nuestras.
El ego excesivo o la poca estima son igualmente perjudiciales, el cielo nos libre...
Besos, buena noche

Nieves dijo...

Me parece una carga tan pesada... prepararse; elegir hasta la ropa interior bonita, que frialdad, que petrificante esa mirada mientras se maquilla verdad?
Que mal... que angustia, Ojalá nadie llegara a este pozo nunca.

Besos y un abrazo!!!

Verónica O.M. dijo...

Para Nieves
Debe ser tremendo sentirse tan mal y ejecutar paso por paso lo planeado.
Si, Nieves, ojalá nadie llegase a estos extremos.
La vida es un regalo y por mal que estén las cosas un día pueden cambiar, y si nos vamos no damos opción a nada más, ¡qué triste!
Besos, y otro abrazo grande para ti

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Lamentablemente hay mucha presión, hoy. Y puede llevar a estas decisiones fatales. Un abrazo. Carlos

Verónica O.M. dijo...

Para Carlos Augusto Pereyra Martínez
Por desgracia así es.
Una verdadera pena que alguien opte por esto, qué desesperación debe sentir, el cielo nos guarde...
Un abrazo