martes, 28 de octubre de 2014

DURO DESPERTAR

Se durmió 
entre sueños y fantasías
sin comprender 
que la felicidad
con ella estaba.
Vivía dormida 
y al despertarse
llora desconsolada
al haber perdido 
lo que ya tenía
y por sus pajaritos
ni cuenta se daba.
Verónica O.M.

16 comentarios:

Nieves dijo...

Este es un claro ejemplo del dicho, no sabemos lo que tenemos hasta que lo perdemos...

Muy bonito Vero a pesar de esa sutil tristeza.

Besos!!!

silvo dijo...

Me encanta, hay que valorar más lo que tenemos cerca,besines!

Verónica O.M. dijo...

Para Nieves
Muy cierto.
Gracias Nieves.
Besos

Verónica O.M. dijo...

Para silvo
Me alegra, gracias.
Hay que hacerlo, pajaritos los justos.
Besos

AMALIA dijo...

Hay que apreciar lo que poseemos.
Nos damos cuenta de su valor cuando ya es tarde
Un beso

Verónica O.M. dijo...

Para AMALIA
Tienes toda la razón.
Otro para ti.

Rafa Hernández dijo...

Eso suele pasar con frecuencia. A veces hasta miramos de reojo deseando lo de otros, y no apreciamos ni le damos valor a lo nuestro.

Besos Verónica.

Verónica O.M. dijo...

Para Rafa Hernández
Cuánta razón tienes, Rafa, así es, mal que nos pese después.
Besos, buena noche

llorenç Gimenez dijo...

Hola Verónica... ya sabemos que la vida pasa una vez y hay que aprovechar las buenas oportunidades, saber valorarlas y saber conservarlas...!pero...!!!
Un saludo...

trimbolera dijo...

No es hasta que lo perdemos que nos damos cuenta de todo lo bueno que teníamos !!

MAR dijo...

Y qué razón tienes¡ así es por desgracia...
Bss

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Es un texto aleccionante. Saludos. carlos

Verónica O.M. dijo...

Para llorenç Gimenez
Tienes toda la razón.
Pero muchas veces no lo hacemos.
Un saludo

Verónica O.M. dijo...

Para trimbolera
Es así, Angelines, tal y cómo dices.
Besos

Verónica O.M. dijo...

Para MAR
Así es, Mar, compartimos opinión.
Besos

Verónica O.M. dijo...

Para Carlos Augusto Pereyra Martinez
Gracias, Carlos.
Saludos