viernes, 23 de enero de 2015

NO ME PEGA EL NOMBRE... relato

Alegría era una mujer triste, nunca sonreía y a su edad que no era tanta siempre estaba amargada. Para ella la única nota discordante era su nombre, no se sentía bien con él. Así que decidió cambiárselo por otro más acorde.

Dejamos un rato a la mujer para conocer a otra.

Dolores era una mujer feliz con apenas nada, era tan risueña que al estar un rato con ella te contagiaba su buen humor. No estaba muy de acuerdo con su nombre, en realidad nada le pegaba, así que decidió cambiárselo también.
Las mujeres se encontraron cuándo ambas iban a pedir información de si se podía hacer aquello viable. Y fue en el Ayuntamiento de su ciudad.
Estaban sentadas en una gran sala. Al poco y por una tontería entablaron conversación. Y cómo no... Se dijeron sus nombres. 
Dolores llevaba la voz cantante, la otra al principio se resistía a reír pero le duró poco, después ya lo hacía con ganas. Se dio cuenta de que su nombre no estaba tan mal. Y se lo confesó a la otra al despedirse. Ya no quería cambiárselo.
Dolores esperó su turno...
Ya tenía claro cómo le gustaría llamarse.
Al poco las mujeres volvieron a encontrarse.
Se echaron a reír cuando la antigua Dolores le confesó que había elegido su nombre.
Las carcajadas de ambas se escucharon a mucha distancia...
Autora Verónica O.M.

Una breve definición de este nombre buscado en internet...
El nombre de Alegría no ha sido un nombre muy común, salvo en las localidades donde se rinde culto a la Virgen de la Alegría.

Alegría es una elección perfecta para padres que buscan nombres poco usuales pero que no quieran caer en la extravagancia. Alegría es un nombre diferenciador y que resulta familiar a su vez. Además destaca por su agradable sonoridad y su gran poder simbólico.

Para los amantes de la Naturaleza, también existe una planta decorativa con este nombre.

Variaciones en otras lenguas: Allegra (italiano).


12 comentarios:

trimbolera dijo...

Que bonito el relato y además divertido. La alegría es una planta muy bonita con muchas flores. Besicos.

Verónica O.M. dijo...

Gracias amiga, me alegra si te lo parece.
Te confieso no conocía esta planta, la acabo de descubrir buscando por internet.
Besos

silvo dijo...

Es muy frecuente que el nombre no case con el carácter pero lo que si debe casar es la vida que muchas veces es culpable de estos desajustes, besines!

Verónica O.M. dijo...

Tienes toda la razón.
Besos

Nieves dijo...

Tengo dos amigas que se cambiaron el nombre. No ceas que tenían nombres raros, feos o rebuscados simplemente no se sentían identificadas y bueno son hijas de padre maltratador y debe ser mas un "no quiero tener el nombre que me puso mi padre" más que el echo de que no le gustaran sus nombres... en fin. Los dramas de la vida Vero .

Mil besos!!!
Me encantó tu relato . Feliz tarde!!

Robledo Ruiz dijo...

me ha encantado tu relato, a mi cuando alguien empieza a decir algo sobre mi nombre enseguida le digo, a mi me gusta mucho, no me imagino con otro nombre, un beso

Verónica O.M. dijo...

Seguro se lo cambiarían por lo del padre, menudos dramas, si.
Me alegra te guste.
Besos, buen finde

Verónica O.M. dijo...

Me alegra te guste, Robledo.
Y haces muy bien en no imaginarte con otro nombre, es muy original y bonito.
Besos, buen finde

llorenç Gimenez dijo...

Buen relato Verónica, me ha encantado la explicación del nombre Alegría, si lo pensamos es un nombre precioso.
Un saludo....

Amapola Azzul dijo...

Interesante y reflexivo, Besos, Vero, Feliz semana.

AMALIA dijo...

Un buen relato . Muy ameno.

Un beso.

Rafa Hernández dijo...

Muy bien te ha quedado este de los nombres; te lo has currado.

Besos Verónica.