sábado, 10 de enero de 2015

RESISTENCIA EMOCIONAL

Bonita imagen de internet

A diario se hacía el propósito
de que las cosas 
le resbalaran y no afectasen
pero era incapaz.
Sentía una gran impotencia
viendo cómo pasaba el tiempo
que la situación no cambiase
 su sufrimiento fuese a más
sintiéndose débil y sin esperanza.
Cuándo estaba al límite
de su resistencia emocional
pensaba ya no poder seguir.
-¿Para qué? -se decía.
-¡Nunca seré feliz!
Verónica O.M.

11 comentarios:

Piruja dijo...

Hola Verónica, por muy mal que nos vayan las cosas no debemos tirar la toalla, la felicidad puede aparecer cuando menos pensamos:)

Besos.

Nieves dijo...

Es que la vida a veces se empeña en desquiciarnos, y aveces lo consigue... pero hay que animarse, hay que seguir porque siempre hay luz, oportunidades y nuevos caminos sólo hay que tener un poco de ganas e ilusión.

Mil besos Vero :)

jhony dijo...

...llegan los problemas y nos detienen,las penas golpean y ....todo duele mas.hasta que encuentras un motivo...aquella razon....y sonríes,respiras diferente;el aire cambia,el viento ya no golpea el rostro...mas bien te lleva hacia adelante.
siempre habrá una buena razón.
un abrazo veronica.

silvo dijo...

Muchas veces nos supera algo aunque lo veamos desproporcionado (en cuanto a que produzca un efecto tan fuerte), lo de nunca es algo que no se sabe y por lo tanto es mejor continuar hacia adelante ya que la felicidad llega pero no se sabe donde está, besines!

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Definitivamente los seres humanos, sómos demasiados frágiles en ocasiones, y nos desmoronan las traiciones, los desafectos. Un abrazo. carlos

Sara O. Durán dijo...

Qué impotencia sentirse así.
Muchos besos.

Robledo Ruiz dijo...

Bueno hay que seguir adelante, y hacer lo imposible por que las cosas mejoren, un beso

llorenç Gimenez dijo...

Verónica... me preocupa, últimamente muy desanimada, hay que romper con ataduras y sentirse libre...
Un saludo...

Verónica O.M. dijo...

Muchas gracias a tod@s.
Besos

Alfa Fon-Amor dijo...

Siempre hay que seguir mi amiga.
Recuerdas hace 4 años cuando me acompañabas por mis sentires con mi nieta que en ese entonces estaba grave?Gracias amiga,ya la has visto que linda y bien esta,gracias siempre abrazo fuerte.

Robledo Ruiz dijo...

Pues no queda mas remedio que seguir para adelante, un beso