sábado, 4 de abril de 2015

DESESPERACIÓN

Bonita imagen de internet
El mar la atrajo poderosamente
primero metió un pie
igual hizo con el otro
y echó a andar
hasta que el agua
cubrió su cuerpo
y desapareció.
Cuándo encontraron
sin vida su cuerpo
hubo opiniones diferentes
y entre ellas un hombre 
la suya calló
sabía perfectamente...
Verónica O.M.

7 comentarios:

Nieves dijo...

Ay Vero!!! Pero que sabía ese hombre????
Puede que ella perteneciera al mar ... que fuera una sirena???
Es que cualquier cosa me gustaría mas que pensar en el deseo de morir ahogada. ..

buenas noches ;)

Verónica O.M. dijo...

Ojalá fuese cómo dices.
Su desesperación fue tanta que no vio otra salida.
Sabía lo que le sucedía y no le brindó su ayuda.
Besos, buenas noches

silvo dijo...

Precioso triste poema, el mar llama pero la vida la llevó a ese desenlace, ese hombre calló la boca pero espero su interior se revele contra él y no le de descanso, besines!

Verónica O.M. dijo...

Gracias, Silvo.
Seguro que el remordimiento le podrá.
Besos

TORO SALVAJE dijo...

Me ha recordado esta canción:

Alfonsina Y El Mar
Mercedes Sosa
Por la blanda arena que lame el mar
Su pequeña huella no vuelve más
Un sendero solo de pena y silencio llegó
Hasta el agua profunda
Un sendero solo de penas mudas llegó
Hasta la espuma

Sabe Dios que angustia te acompañó
Que dolores viejos calló tu voz
Para recostarte arrullada en el canto de las
Caracolas marinas
La canción que canta en el fondo oscuro del mar
La caracola

Te vas Alfonsina con tu soledad
¿Qué poemas nuevos fuiste a buscar?
Una voz antigua de viento y de sal
Te requiebra el alma y la está llevando
Y te vas hacia allá, como en sueños
Dormida, Alfonsina, vestida de mar

Cinco sirenitas te llevarán
Por caminos de algas y de coral
Y fosforescentes caballos marinos harán
Una ronda a tu lado
Y los habitantes del agua van a jugar
Pronto a tu lado

Bájame la lámpara un poco más
Déjame que duerma Nodriza en paz
Y si llama él no le digas que estoy
Dile que Alfonsina no vuelve
Y si llama él no le digas nunca que estoy
Di que me he ido

Te vas Alfonsina con tu soledad
¿Qué poemas nuevos fuiste a buscar?
Una voz antigua de viento y de sal
Te requiebra el alma y la está llevando
Y te vas hacia allá como en sueños
Dormida, Alfonsina, vestida de mar

Verónica O.M. dijo...

Preciosa y triste historia y canción, gracias por traerla al blog.
Besos, buen domingo

Sara O. Durán dijo...

Me había perdido de toda esta preciosa poética, estoy de regreso, actualizándome con tus letras.
¡Un abrazo enorme, mi querida Vero, con aroma de anís!!