miércoles, 3 de junio de 2015

MUCHA PASTA microrrelato


Se había apostado con una amiga
que en menos de una semana encontraría un novio.
Y no se equivocó 
a los cinco días para ser exactos
le salió uno y con pasta.
Mucha pasta. Eso si, de trigo, ya que si no se daba prisa en encontrar quien se la comprase terminaría enterita en la basura. 
Su gran afición a la elaboración de ella le llevó a no tener ni un céntimo en su haber.
Pero eso ella se enteró más tarde.
¿Cuánto de...?
Lo suficiente para no poderse echar atrás.
Autora Verónica O.M.

13 comentarios:

Rafa Hernández dijo...

Jajaja muy bien empleado le está; eso trae las prisas y el creerse más chulo que nadie.

Besos Verónica.

maduixeta dijo...

Ya lo dice mi madre: vísteme despacio que tengo prisa :)
Un buen micro

una lluvia de besos


Verónica O.M. dijo...

Pasta tiene y mucha, pero no la que ella desearía, jaja
Besos, buenas noches, Rafa

Verónica O.M. dijo...

Y tiene toda la razón.
Me alegra te guste, gracias.
Besos

silvo dijo...

Jaja, se lo ha ganado jaja, si es que hay valores incalculables que no apreciamos, besines!

Verónica O.M. dijo...

A pulso, jaja
Tienes toda la razón.
Besos

la MaLquEridA dijo...

Pasta tenía pero no precisamente la que quería.

Beso

Nieves dijo...

Vamos que no era trigo limpio jajajajaja
Besos Vero

Feliz día

AMALIA dijo...

Menuda pasta!!.

Es que las prisas no conducen a nada.

Un beso.

TORO SALVAJE dijo...

Por lista....

Besos.

llorenç Gimenez dijo...

Bueno, bueno... por lo menos si tienen un "bebe" sera aquello que dicen, que los niños vienen al mundo con un pan bajo el brazo..je..je..
Un abrazo...

Francisco Josè Lazo Melhado dijo...

Ya le podrìa decir "Chao pescao, hasta la pasta"
Lo digo en broma por supuesto; Ya que los principios, conllevan una seguridad de amor y necesidades sensatas para la convivencia, en mi humilde opiniòn.

Un fuerte abrazo Verònica.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Verónica, como el cuento aquel del que se fue a los estados unidos a estudiar las estrellas. Alguién pregunro: las del cielo?. No, las de Hollywood. Un abrazo. carlos