domingo, 24 de enero de 2016

LE DIJE LA VERDAD relato

-Mami. En el cole me he peleado con otro niño.
La madre, no sabía si había escuchado bien, así que antes de darle una reprimenda quiso asegurarse de... ¿Te has peleado? o  ¿has jugado?
-Las dos cosas, mami. Aunque primero jugué y después me peleé.
-¿Y porqué lo hiciste?
-¿Jugar? o ¿pelearme?
-Las dos cosas, hijo. -la madre ya empezaba a impacientarse. Ya llevaba largo rato queriendo saber y nada...
-Jugué con Pepito, ese niño narigudo, con gafotas, con orejas de soplillo, con granos y...
La madre ya había perdido la paciencia del todo. ¿Tiene algo más el tal Pepito? -preguntó a punto de darle algo...
-Claro que si. Tiene mucha pasta. Bueno, no él si no sus padres.
-¿Pasta? ¿Macarrones o algo así?
-Mami, dinero. Estás anticuada.
A la mujer le daban ganas de meterle un par de hostias bien dadas, Se contuvo a duras penas. Aunque sabía que nunca sería capaz...
-Y a ti ¿eso te molesta?
-Si. Él es muy feo, yo soy más guapo -dijo con ese tonillo envidioso. 
La mujer mentalmente se dijo que debería llevarlo a un psicólogo, pero en ese preciso momento lo único que le interesaba era saber el porqué de la pelea.
-¿Porqué te has peleado? -preguntó con un tono bien alto.
-Mami ¿no lo pillas?
-No. Dímelo tú.
-Ya te lo lo he dicho antes.
-Me estás volviendo loca. ¡dímelo ya!
-Pues le dije: narigudo, gafotas, orejas de soplillo, granoso y feo. Se echó a reír en mis narices y me dijo sacándome burla que tenía mucha pasta. 
-No debiste insultarle.
-No lo hice. Le dije la verdad.
Autora Verónica O.M.


para

8 comentarios:

  1. Razón para no afanarse de la defección estética.Parece, que hoy todo lo puede el dinero. Un abrazo. Carlos.

    ResponderEliminar
  2. Hola Verónica, Es que un niño que se vanagloria que tiene mucha pasta, seguro que es "llepafils pijo y repelente"..
    Pero sobre todo no lleves al niño al Psicólogo, es mas listo y sensible de lo que parece..je.je.
    Abrazos.

    ResponderEliminar
  3. Bueno, mejor una pelea que tanto psicólogo...

    ResponderEliminar
  4. Dicen que los niños siempre dicen la verdad, y la digan o no, sinvergüenzas si que lo son un rato largo.

    Besos Verónica

    ResponderEliminar
  5. A veces decir la verdad trae nefastas consecuencias, pero vale la pena.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
  6. El mundo infantil es tan complicado verdad, esos recreos en el cole a veces se convierte en un cambo de batalla. A veces es mejor que esas juegos-peleas se queden en eso, porque los adultos en ocasiones enrebersamos lo mas simple.
    Me encanta estos relatos tan cotidianos siempre vistos desde tu especial prisma Vero.

    Mil besitos!!!

    :)

    ResponderEliminar
  7. Mil gracias a tod@s.
    Besos, feliz semana

    ResponderEliminar

La letras tienen el poder de llevarte a ese mundo dónde todo es posible, deseo te gusten las mias...
Gracias por tu visita y comentario.