Ck.

lunes, 29 de febrero de 2016

TE QUIERO, PAPA

Aunque...
 ya no estés aquí
ni un solo día
he dejado
de pensar
y echarte 
en falta.
Mi cariño
hacia ti
no mengua
por años
que pasen.
90 años cumplirías
hoy 1 de Marzo
y quiero felicitarte
aunque nos separe
esa línea maldita
de muerte y vida
y que no puede
con el cariño
de una hija a su padre.
Te quiero, Papa.
Verónica O.M.



jueves, 25 de febrero de 2016

¿TE RECUERDA A ALGUIEN?

Imagen de internet
Se quedó
con cara de tonto
al verse descubierto
pero a pesar de ello
intentaba convencer
y a cada momento 
más lo complicaba
porque no sabía
cómo salir airoso
de aquella situación.
¿Te recuerda a alguien?
Verónica O.M.

lunes, 15 de febrero de 2016

NADA ES ETERNO

Se romperá el silencio
ese con el que vives
desde hace ya tanto
y renacerás de nuevo
porque tu vida se llenará
 de hermosa música
que te haga vibrar.
Si estás triste piensa
que nada es eterno
y cuándo te des cuenta
la alegría invadirá
cada una de tus células.
Si o si.
Verónica O.M.

domingo, 14 de febrero de 2016

OLVIDAS PRONTO microrrelato

-¿Te alegras de verme? -le preguntó el espíritu. 
-¡Claro que no! -la mujer se rió de verlo tan transparente.
-Olvidas pronto -dijo con un deje triste. Y desapareció entre la nebulosa que se había formado a su alrededor.
Y un frío extraño se apoderó de ella en segundos viéndose sola e inerte.
-¡Vuelve! -gritó. Al parecer no la escuchó...
Autora Verónica O.M.

ghost2-23.gif (13020 bytes)

lunes, 8 de febrero de 2016

NECESITAS URGENTEMENTE... relato

-¡Qué no me rebajo! -gritó María Del Mar. Hablaba con su amiga Rosa y a través del hilo telefónico.
Ella era partidaria de que hiciese lo conveniente para deshacer aquel mal entendido creado entre su pareja y ella.
Pero María Del Mar era de otra opinión...
La abuela al escucharla con aquel timbre de voz tan alto se despertó de su modorra producida después de comer y sentada en el cómodo sofá. Y cuándo su nieta colgó el teléfono preguntó seriamente.
-¿Qué no llevas refajo? Ni se te ocurra llevarlo. ¡Eso es prehistórico!. Yo nunca lo llevé, aunque mi santa madre, si. 
-Abuela, necesitas un aparato para la sordera.
-¿Qué estoy gorda? ¡Si ahora estoy más delgada que nunca!
-Lo dicho. Necesitas urgentemente un aparatejo de esos para escuchar bien.
-¿Qué dices de un cangrejo?
-La nieta sonrió. Aquello sería el cuento de nunca acabar.
Cuándo se dio cuenta el cabreo se le había esfumado. Y ya no le parecía tan mal hacer lo propio para un acercamiento.
Autora Verónica O.M.


Barras