Ck.

martes, 7 de junio de 2016

LA SUPUESTA PERIODISTA relato

La presentadora de aquel programa
era muy dada a no respetar ciertos límites.
Aquella tarde entrevistaba
a un escritor famoso,
y cómo le gustaba exprimir al máximo
sus dotes de sonsacadora...
le preguntó con cara picarona
mil y una pregunta
que el hombre contestaba
con un poco de desgana.
La supuesta periodista
que no tenía los estudios requeridos
pero si mucha fama
dejó para la última pregunta:
-¿Tener tantísima imaginación le ha hecho ser feliz?

-No, señorita. Tener imaginación no me ha dejado serlo. ¿Sabe porqué? Bueno, mejor compre mi libro qué sale el día tal... y allí se entera.
Autora Verónica O.M.