lunes, 22 de agosto de 2016

HIP, HIP... microrrelato

-Qué asco me doy en estos momentos. Juré y juré que dejaría de tomar alcohol y no me tengo en pie. Si me viera mi difunta me cogería por la orejas y me haría jurar por su vida que nunca más. Ah, seguro que le juré y no cumplí.  Soy un asqueroso borracho, hip, hip...
Verónica O.M.

7 comentarios:

  1. Una enfermedad muy lamentable, con tres puertas abiertas: enfermedad, cárcel o rehabilitación.
    Un beso. Feliz semana, Vero.

    ResponderEliminar
  2. Reconocerlo ya es un paso adelante para poder dejarlo si se lo propone ...

    ResponderEliminar
  3. uy uy menuda cogorza, jajajajaja Seguro que juró y mojó el juramento en ese vino que tanto le gusta :D

    Besos!!!

    ResponderEliminar
  4. Que descansada se quedó la difunta.

    Besos.

    ResponderEliminar
  5. Y si uno no cambia, conforme va cumpliendo años, cada vez menos. Así que si le gusta, darle a la priva, lo seguirá haciendo.

    Besos Verónica.

    ResponderEliminar
  6. Unos de los defectos del ser humano es reconocer que tiene un problema. Vero, buen inicio de semana. Besos.

    ResponderEliminar

La letras tienen el poder de llevarte a ese mundo dónde todo es posible, deseo te gusten las mias...
Gracias por tu visita y comentario.