lunes, 22 de agosto de 2016

HIP, HIP... microrrelato

-Qué asco me doy en estos momentos. Juré y juré que dejaría de tomar alcohol y no me tengo en pie. Si me viera mi difunta me cogería por la orejas y me haría jurar por su vida que nunca más. Ah, seguro que le juré y no cumplí.  Soy un asqueroso borracho, hip, hip...
Verónica O.M.

7 comentarios:

Sara O. Durán dijo...

Una enfermedad muy lamentable, con tres puertas abiertas: enfermedad, cárcel o rehabilitación.
Un beso. Feliz semana, Vero.

trimbolera dijo...

Reconocerlo ya es un paso adelante para poder dejarlo si se lo propone ...

Nieves dijo...

uy uy menuda cogorza, jajajajaja Seguro que juró y mojó el juramento en ese vino que tanto le gusta :D

Besos!!!

TORO SALVAJE dijo...

Que descansada se quedó la difunta.

Besos.

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Menos mal que lo reconoce. UN abrazo. Carlos

Rafa Hernández dijo...

Y si uno no cambia, conforme va cumpliendo años, cada vez menos. Así que si le gusta, darle a la priva, lo seguirá haciendo.

Besos Verónica.

CRISTINA dijo...

Unos de los defectos del ser humano es reconocer que tiene un problema. Vero, buen inicio de semana. Besos.