lunes, 16 de enero de 2017

TENIENDO IMAGINACIÓN... cuento

--Teniendo imaginación puedes subirte en una escoba y volar cómo la bruja más audaz --dijo el niño.
 La niña, con fe ciega en él se dejó llevar y experimentó algo fantástico. Tan sólo tuvo qué cerrar los ojos, cogerse de su mano y a dúo chillar a pleno pulmón: Estamos volando. Somos medio brujas.
--Medio, no. Somos auténticas brujas.
--Las brujas me dan miedo --confesó la niña.
--Estas no deben dártelo. Las qué vuelan son buenas. Visitan los lugares en dónde se las necesita y sin qué nadie se lo pida. Las malas son las feas, esas con verrugas.
--Ahhh --y la niña se quedó mucho más tranquila.
Autora Verónica O.M.
Imagen de internet

17 comentarios:

Sara O. Durán dijo...

Me has hecho ser niña otra vez, con tu precioso cuento en que la imaginación y la confianza en el otro, hacen maravillas.
Besos y que tengas muy feliz semana.

Verónica O.M. dijo...

Gracias, Sara, nunca deberíamos perder esas dos cualidades qué has enumerado.
Besos y feliz semana 🌹

llorenç Gimenez dijo...

Hola Verónica.. Yo creo que esos niños no eran brujas, eran hadas..
Un abrazo..

Nieves Martín dijo...

Cuantos recuerdos de la niñez y sus juegos. Yo era una niña de jugar mucho. Reinventaba mis juguetes para que no pudieran tener solo la utilidad lógica sino la que yo por creatividad propia decidia darle :)

Un besito Vero...

Verónica O.M. dijo...

Seguro lo eran, son tan tiernos.
Un abrazo

Verónica O.M. dijo...

Ya eras creativa desde tu más tierna infancia, ahora lo entiendo todo.
Besos 🌹

TORO SALVAJE dijo...

Yo no me fiaría ni de las buenas.

Besos.

Verónica O.M. dijo...

Vas sobre seguro, ja ja.
Besos

Abuela Ciber dijo...

Ternura total
CAriños Vero y buena semana

Verónica O.M. dijo...

Gracias. Abu.
Besos 🌹 feliz semana

Alfa Fon-Amor dijo...

mucha ternura en tu cuento,abrazos.

Verónica O.M. dijo...

Gracias, amiga.
Lo de amiga, apreciada Fiaris lo digo de corazón, las gracias también.
Besos 🌹

Rafa Hernández dijo...

Muy tierno y bonito, y cuánto y cuánto nos queda por aprender de los niños.

Besos Verónica.

Verónica O.M. dijo...

Gracias, Rafa.
Si, es cierto.
Besos

CRISTINA dijo...

Gracias Vero, por recordarnos a ese niño que todos llevamos dentro. Ese niño interior mágico, que a veces olvidamos. Precioso y emotivo cuento!
Besitos.

Verónica O.M. dijo...

Gracias a ti, Cristina.
El niño interior en este caso la niña nunca deberíamos olvidarnos de ella.
Besos 🌹

Lola dijo...

Bueno tener la frescura de la imaginación más de una vez nos libra del tedio y el aburrimiento, hay que ser creativos y volar como un águila o como una brujita, todo sirve para renovar ideas, y dejar volar el corazón. Muy bonito tu escrito. Un beso.