domingo, 19 de febrero de 2017

ANÉCDOTA

Una anécdota os voy a contar:
Por aquel tiempo
tenía yo unos siete años,
y uno de mis hermanos ya era
un guapo adolescente de catorce.
No recuerdo porqué fue
pero lo que tengo seguro
es que algo me hizo.
Me regañó?
me hizo rabiar por algo?
algo así debió ser...
Y yo, presa de furia
me metí en su habitación
y le rompí el libro
qué él estaba leyendo.
¡Qué mala leche!
se trataba de:
Don Quijote De La Mancha.
medió mi madre qué si no...
Y a día de hoy todavía lo recuerdo.
He estado tentada alguna vez
de regalárselo, ja,ja.
Verónica O.M.

Bonita imagen de internet 

10 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

Muy buena idea que se lo regalaras. Un abrazo sería el premio a la travesura infantil.

Besos Vero

Verónica O.M. dijo...

Más de una vez lo he pensado, la verdad, pero me daba cierto reparo al no saber cómo se lo iba a tomar.
Con tu post me lo has hecho recordar, gracias.
Besos 🌹

CRISTINA dijo...

Hola Vero, a veces somos demasiado impulsivos, y luego nos arrepentimos en mas de una ocasión.
buena semana! Besitos.

llorenç Gimenez dijo...

Hola Verónica.. Tienes que explicar al ex guapo adolescente de tu hermano, que no fuiste tu quien rompió el libro, fueron los gigantes con aspas de molino, que estaban en contra de Don Quijote..
Un abrazo..

Verónica O.M. dijo...

Me haría rabiar por algo, debo refrescar más la memoria, ja,ja.
Impulsiva, eso era, aunque la culpa la tuvo él, de eso estoy segura.
Besos 🌹

Verónica O.M. dijo...

Al adolescente, Llorenç, a pesar de la edad todavía es guapo
Buen argumento ese, ja,ja, pero estaba convencido de que había sido yo.
Un abrazo

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Devuélveselo, y se reirán a carcajadas, al recordar el hecho. Un abrazo. Carlos

Verónica O.M. dijo...

Seguro lo haré, si, espero qué suceda lo qué comentas.
Un abrazo

Sara O. Durán dijo...

Tengo que contarte. La semana pasada, vine y aparecía "inexistente" tu blog. Me asusté mucho, creyendo que lo habías cerrado. No vayas a hacer eso jamás.
Besos.

Verónica O.M. dijo...

Gracias, Sara, por avisarme, no sé qué pudo suceder pero nada hice.
Jamás es demasiado tiempo, ja,ja, nuevamente gracias.😘