jueves, 18 de mayo de 2017

POR SI ACASO... relato

Imagen de Internet retocada

Aquella noche se acostó entrada la madrugada.
Cayó rendida en la cama, sintiendo ese bienestar de la persona predispuesta a descansar y espera que 
nada interrumpa aquellas horas destinadas para tan grato menester.

Las dos primeras horas tuvo un sueño tranquilo y reparador, pero en la tercera cambió del todo.


Lo que vivió en su sueño era extraño para ella, pero no del todo. Cada escena, la petición de ayuda de aquel adolescente. El chico estaba mareado.


-¿Puede ayudarme?


-¿Qué te ocurre, chico?


-Me encuentro mal, muy mal.


Lo miró a los ojos y pudo leer en ellos. Le preguntó y el chico le confirmó. Se trataba de bulling. En el instituto era acosado por alguien qué le hacía la vida imposible.  


Le limpió la chaqueta con toallitas húmedas y lo ayudó a ir a su casa.


Estaba presente la madre del chico, su cuñada, conocida suya y qué se sorprendió al verla. Las tres tuvieron una corta conversación y se despidió con la sensación del deber cumplido.


Y allí acabó el sueño.


Cuándo despertó recordaba todo el sueño y lo analizó. Se preguntó: ¿ y si aquella conocida suya tuviera un sobrino adolescente y tuviese aquel problema? 

Quizá se atreviese a preguntarle y ponerla en alerta, por si acaso...

De ser ella ¿tú qué harías?

Autora Verónica O.M


lunes, 8 de mayo de 2017

Recuerdo, sentimiento...

Imagen de Internet
modificada por mi.


En mi mente
habita el recuerdo
y en mi corazón
el sentimiento
"hacia Mi Madre"
Verónica O.M.

domingo, 7 de mayo de 2017

NATURALEZA EN ESTADO PURO


Fotografía y montaje de mi propiedad

Amaneció un hermoso día,
el sol hace guiños
y el campo huele a fresco.

La suave brisa es acariciante
y las hojas se balancean
desprendiendo su aroma.

Colorido, olores y sonidos,
para quienes sepan valorar
la naturaleza en estado puro.
Verónica O.M.

miércoles, 3 de mayo de 2017

LLUEVE microrrelato

Ring, ring, ring....
El telefonillo del portero automático sonó repetidas veces.
-¿Quien es? -preguntó la mujer.
-El Iván -contestó el chico, ya impaciente porque todavía no le había abierto la puerta de entrada a la portería del bloque de pisos.
-¿Qué Iván? -volvió a preguntar aquella voz femenina.
-Tu nieto. Necesito un paraguas qué está lloviendo.

Y me pregunto lo siguiente: porqué la mujer al escuchar el nombre no lo relacionó con su nieto. Para mi que no la tenía muy acostumbrada a sus visitas.
¿Qué opinas?
Autora Verónica O.M.

Gif de internet

JULITA, LA HIJA DEL MAESTRO

Otro de Julita, os acordáis de ella?

El aula parecía un gallinero, el género femenino alborotaba mucho más, no porque fuesen más ruidosas sino porque eran muchas más. Hablaban de ropas, maquillajes, perfumes y también de chicos, cómo no...
Los de la clase eran compañeros de estudios y no triunfaron en el lugar, ninguno se comió ni una rosca, aunque se les iban los ojos por aquellas compañeras jovencitas y minifalderas.

La puerta se abrió de sopetón y entró el maestro, un hombre ya jubilado y qué tenía un extra bastante apetecible para agregarlo a su pensión.
-¡Silencio, empieza la clase!

Tod@s callaron con aquel vozarrón y la cara de mala leche.

A medida qué pasaron los minutos alguien pedía permiso para ir al baño, prácticamente tod@s a lo largo de la tarde-noche lo visitaban.
Era el baño familiar y todo hay que decirlo estaba pulcro cómo el que más.

Allí Julita tenía sus cremas, maquillajes y perfumes y me apuesto a qué todas en algún momento habían hurgado en sus cosas.
Las más atrevidas salían con los morros pintados y queriendo disimular, otras no habían podido resistirse a ponerse unas gotitas de su perfume.
Y al salir del baño raro el día qué no se tropezasen por la casa con la susodicha Julita, qué tenía un mosqueo de mil demonios.

Y por hoy no hay más.
Autora Verónica O.M

Imagen de internet