miércoles, 7 de marzo de 2018

ADOLESCENCIA 30 Y 31


Preciosa imagen de internet
cuento escrito por mi
                                                         JEREMY Y YOLANDA 30                                  
Los invitados ya estaban en la habitación que Eva les había destinado. Era amplia, con dos bonitas camas lacadas en blanco, las había separado un poco y entre una y otra había colocado un bonito y gran biombo para que tuviesen más intimidad.


Lucas se puso su pijama de pantalón corto en el aseo, ubicado en la misma planta, mientras Carla se ponía el suyo en la misma habitación. Le dio un beso en la mejilla y se iba a meter en la cama cuando su padre la detuvo...

-No me gustan esas miradas picaronas, Carla, compórtate. No me gustaría, que para unos pocos días que vamos a estar aquí quedases en ridículo y a la vez me lo hicieses quedar a mi.

-Papi, mira que eres anticuado.  No tengo ningún interés en ese memo. ¡Si parece un niño! ¿No te diste cuenta que enrojeció como un tomate y se marchó corriendo?

-No vayas por ese camino. No me gusta que seas tan descarada.

Ella sonriendo se metió en la cama, pensando que su padre estaba sacando las cosas de contexto.
Autora Verónica O.M.
Continuará

JEREMY Y YOLANDA (31)
                                                 
El matrimonio fue hacia la cocina para recoger los cacharros de la cena del día anterior, más tarde prepararían un buen desayuno para sus invitados. Seguramente saldrían después con ellos para enseñarles la ciudad.

Padre e hija permanecían todavía acostados. El hombre ya estaba despierto desde hacía rato, le pareció escuchar al matrimonio cuando bajaban a la planta baja. Se vistió sin hacer ningún ruido cerrando la puerta con cuidado al salir.

La hija estaba despierta aunque se hizo la dormida. Se levantó de la cama desperezándose.

Se miró en un bonito espejo ubicado en la pared próxima a la cama en la que había dormido, viéndose atractiva a pesar de no estar arreglada todavía. Desabrochó algunos botones de la parte de arriba de su pijama. El espejo le devolvió la  imagen de una chica joven y sexy. Y sonrió de oreja a oreja.
-¡Te vas a enterar, Jeremy! 
Autora Verónica O.M.
Continuará

12 comentarios:

Ester dijo...

El padre la conoce bien, esperemos que no sufran mucho, son muy jovenes, pero estas cosas pasan. Un abrazo

Verónica O.M. dijo...

Ojalá no demasiado.
Un abrazo, buenas noches, Ester.

llorenç Gimenez dijo...

Yolanda, Yolanda que se te ve venir, y esas cosas si no son naturales, siempre salen mal, o son victorias pirrónicas..
Un abrazo.

Marcos dijo...

Los padres siempre seremos padres, y algunas veces acertamos.

Verónica O.M. dijo...

Llorenç me vas a perdonar pero esta señorita se llama Carla y es la invitada junto con su padre en casa de Jeremy.
A que ahora te cuadra más?
Un abrazo

Alfa Fon-Amor dijo...

Hay que va compli,cariños.

AMALIA dijo...

Ay, ay, ay... ¿Qué pasará?.

Un beso.

JUAN FUENTES dijo...

Tus imaginaciones corren muchos mas que mis fantasias

Verónica O.M. dijo...

Padres, siempre.
Y acertar, la mayoría de veces lo hacemos, la experiencia la dan los años.
Un saludo

Verónica O.M. dijo...

Y más se pondrá, amiga, ya verás.
Besos 🌸

Verónica O.M. dijo...

Te puedo decir que habrá problemas y más...
Un beso 🌹

Verónica O.M. dijo...

No creas, Juan, tan solo lo hacen de distinta forma.