lunes, 18 de junio de 2018

NO QUIERO IRME TODAVÍA 4

NO QUIERO IRME TODAVÍA CAPÍTULO N°4 novela


Simpática imagen se Internet 

Por suerte para Maite todo ya había pasado, su difunto ya descansaba en el cementerio al que pensaba ir muy poquito, argumentando que era incapaz de imaginarse que se había ido para siempre y no poder verlo más.

Sus vecinos la creerían, ya que a ojos de ellos habían sido un matrimonio modélico. 

La vida empezó de nuevo sin él. Había dejado caer en el vecindario que estaba muy depresiva, apenas se arreglaba para salir a la compra porque había que guardar las apariencias.

Sus vecinos, no pensaron mal cuando vieron al médico entrar en el piso, sin duda ella necesitaba de sus cuidados ya que la pobre parecía estar pasándolo muy mal.

Cuando el hombre entró en la vivienda, Maite se desmelenó, lo esperaba maquilladísima y con un salto de cama color negro y transparente y un diminuto tanga a juego.
Eso si, todo muy en silencio, no quería que los vecinos se percatasen de nada.


El espíritu, se puso de muy mala leche al ver tanta desfachatez delante de sus narices.
-¡Os vais a enterar! 

¿Qué se le ocurrirá a este espíritu? ahora lo sabréis.

El médico, de nombre Jorge, acariciaba a la mujer y ella se retorcía de placer.
Maite a su vez, le hacía unas cositas que nadie jamás se las había hecho. Estaba encantadísimo de tener a su entera disposición una hembra viciosa como aquella.
Y estando tan acaramelados... sintió como si alguien lo hubiese empujado fuertemente, el hombre cayó de la cama y dio con su  nariz en el duro suelo, empezó a sangrar poniéndolo todo manchado de sangre.


La mujer se bajó corriendo de la cama, para ver que le había pasado.

-¿Jorge, estás bien?

-¡Alguien me ha empujado!

-¡Que cosas dices! Aquí no hay nadie más que nosotros, eso es imposible.

Fueron hacia el cuarto de baño, se lavó la cara y puso algodón en sus fosas nasales, estaba un tanto cómico al sobresalirle de ellas un poco.

El espíritu, no paraba de reir ja,ja,ja,ja.

Y de nuevo marcharon hacia el dormitorio, el hombre ya no se fiaba.


-Espero que no me dejes a medias otra vez.

-No ha sido por mi culpa, mujer.

-¡Ay estos hombres, que blandengues son!

Empezaron todo el ritual de nuevo, al poco rato fue la mujer la que sintió como si alguien le diese un fuerte bofetón.

¿Pero como pudo ser, sin ella darse cuenta?
-¿Pegas a las mujeres? ¡Eso no te lo pienso consentir!


-Maite, yo no he sido.

-¿Y entonces quien fue? No me hagas reír.
La mujer, con la cara desencajada le dio un fuerte bofetón y una gran patada en semejante lugar.

El hombre se retorcía de dolor, estaba deseando salir de allí y  se vistió como pudo, pero antes de irse.

-Estás loca. ¡Aquí se acaba todo entre nosotros, no me esperes nunca más, ninfómana!

El espíritu se reía a carcajadas, se asombraba que no pudieran verlo, ni escucharlo.
Autora Verónica O.M.
Continuará 

14 comentarios:

Flor dijo...

Buenos días guapa , no quiero que te enfades , pero creo que tu demonio te a jugado una mala pasada con el cabezal de tu entrada esta mañana , " No quiero urme todavía 4" .... dile que no sea malo , y que te deje en paz y que no te traste con las letras , te deseo una feliz semana , besos de flor .
pd , ya vendré a leerte luego vale cariño , besitos y cuídate.

Verónica O.M. dijo...

Hola Flor, maldito demonio, me ha movido el dedo y he marcado la vocal de al lado, ja,ja.
Pasa cuando guste.
Besos, feliz día, guapa.🌷🍀

llorenç Gimenez dijo...

No se que decir Veronica.. Yo es que a los espíritus los quemaba a todas, por malos y gamberros, tam bien que se presentaba la cosa, cuando más animado me tenias, va el espíritu ese y lo fastidia todo..
Abrazos..

Sara O. Durán dijo...

Un tanto brusco y muy decidido el espíritu, que les desapareció el encanto fácilmente. Jajaja.
Besos 🌄

José Ramón dijo...

Es un placer pasar por su blog Saludos

AMALIA dijo...

Ese espíritu se va a divertir mucho.
No les viene mal una lección.
Besos

Verónica O.M. dijo...

Los hay buenos también y para muestra la novela anterior a esta: Secretos enterrados.
Pactó con el 👿 para esto, ja,ja.
Un abrazo

Verónica O.M. dijo...

Ja,ja, un espíritu gamberro.
Besos 🌼🌷

Verónica O.M. dijo...

Gracias José Ramón.
Saludos

Verónica O.M. dijo...

Ja,ja, y nosotr@s también.
En ocasiones las cosas no son lo que parecen...
Besos 🌺🌸

Rafa Hernández dijo...

Yo creo que ahora se está preguntando; ¿joder y porqué no me moriría yo antes? menuda pasada ya que está disfrutando más que un cochino en una charca. La mujer y el doctor no sabe, la que les cayó encima. A ella se le van las ganas, y a él ya no se le pone dura en medio año, jajaja.

Besos Verónica.

Verónica O.M. dijo...

Y todo por hacer tratos con este 👿 ja,ja.
Besos

Flor dijo...

Hola Verónica , no pinta nada mal esta nueva novela , vaya por de dos y el demonio es malo , malo de verdad , ya veremos como sigue , te deseo una feliz noche besos de flor.

Verónica O.M. dijo...

Gracias, Flor, me alegra te guste.
Besos, buenas noches, guapa 🌹