miércoles, 1 de febrero de 2012

ELLA

Imagen de internet

El tiempo hizo estragos
en esa mujer de
belleza serena
menos por los años
que por ser como era
tan hipócrita que
vendía a cualquiera
no regalaba ni una
sonrisa miraba por
encima del hombro nadie
era suficientemente
bueno solo creía
poderlo ser ella
Verónica




4 comentarios:

Teresa dijo...

Vaya Verónica, ¡que coincidencia! Precisamente esta tarde he recordado a una persona como la que describes, y he pensando: qué pena me da, la de sonrisas y palabras amigas que se pierde por ser así, engreída y presuntuosa.

Muy bien.
Besos y abrazos.

Verónica dijo...

Para Teresa
Me alegro de esa coincidencia.
Como mínimo, ya sabemos que hay dos jaja.
Besos, muy buena noche

silvo dijo...

!Que pena!, poco me gusta más que ina sonrisa sincera y suelen ser de reciprocidad, besos!

Verónica dijo...

Para Silvo
Es cierto que dá pena, este tipo de personas la dan, aunque ellas no lo crean así.
Besos, muy buena noche...