viernes, 5 de diciembre de 2014

LAS APARIENCIAS relato erótico light

Imagen de internet

-Alex, esta noche hemos quedado.
-¿Cómo que hemos quedado?
-Si. Con una tía buenísima y su amiga.
-No pienso ir. 
-Eso ya lo veremos. Siempre dices lo mismo, pero después bien te animas.
-¿A qué hora?
-A las nueve de la noche, cenamos y al lío.
-¿Seguro?
-Y tan seguro. La tía pide guerra y se la daré.
-¿Y yo con la otra que tal?
-Es de tu estilo más o menos, supongo la dominarás bien. Pero la leona para mi, que yo las he encontrado. A las ocho vuelvo, me ducho y nos vamos. No me falles.
-No se cómo te las arreglas que siempre te sales con la tuya.
Y llegó la hora y allí estaban los dos amigos que vivían juntos, que a pesar de ser diferentes se llevaban bien.
Llamaron a la puerta y salió a abrir Yoli, con un pantalón ajustadísimo, un top que le dejaba ver unos cuántos kilos de más, pero en conjunto estaba buenorra.
Entraron. Y se dieron un par de besos.
Alex allí de pie esperaba ser presentado.
-Este es mi amigo Alex, es bastante serio pero un buen tío, sólo le hace falta animarse un poco. El vino de la cena le pondrá a tono.
Se dieron también un par de besos.
Sentada en el sofá había una chica llamada Elisa, parecía más mayor que su amiga y vestía más recatada.
Se besaron también...
Y cenaron. Una cena a base de pan con tomate, embutidos y quesos. De bebida, dos botella de vino que los amigos habían traido de su mueble bar.
Dialogaron un rato después de cenar, y cómo todos sabían a lo que habían ido no se andaron por las ramas.
Cada pareja se metió en una habitación.
Jaime y Yoli fueron los primeros en levantarse, después lo hicieron la otra pareja.
Al momento, Jaime ya se había dado cuenta que la tal Yoli era una sosa, ya que todo lo tenía que hacer él. Acabó agotado, aquello no era lo que esperaba de aquella cita.
En la otra habitación Alex y Elisa.
-Pongo la radio, me molesta mucho que nos oigan -Dijo ella.
-Haz lo que gustes.
Puso la radio. Elisa resultó ser una fiera, lo chupó por todas partes, mordió y arañó. En su vida se había encontrado una fiera cómo aquella. 
Cuándo se despidieron, los dos amigos marcharon para el apartamento que compartían.
-¿Que tal, Alex?
El amigo lo miré de reojo. Su expresión no le decía absolutamente nada.
-¿No me oyes?
-Si. Te he escuchado. Ya te contaré cuándo lleguemos. -Y tú?
- Pues muy mal. Aparentaba una cosa que no se corresponde con la realidad. Me siento decepcionado.
Llegaron al apartamento. Alex se quitó la camisa y se bajó el pantalón. -Mira y disfruta. ¿Ves cómo me ha dejado?
Alex lleno de chupones, mordiscos, arañazos y moratones.
-¡Chico, que envidia! Otra vez no me dejaré llevar por las apariencias.
Autora Verónica O.M.

11 comentarios:

  1. Si os gusta lo que puse para el cursor visitar está página.
    http://www.ciudadblogger.com/2014/12/cursor-para-el-blog-con-motivos-de-navidad.html
    Buen fin de semana

    ResponderEliminar
  2. Jaja, las apariencias engañan decían y es cierto jaja, el cursor está bien muy fiestero, besines

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, por lo menos le engañaron a él. ¡Eso por listo!
      Si, muy fiestero, si te gusta ya sabes...
      Besos, buen finde (largo)

      Eliminar
  3. Eso es porque hay que repetirlo, la primera vez siempre hay algo que falla por parte de algunos de los "miembros" jajaja será por los nervios. Ya te veo escribiendo relatos eróticos como churros porque oye lo has bordado.

    Besos Verónica.

    ResponderEliminar
  4. Buenoooooo ... nunca hay que fiarse ni dar las cosas por sabidas. Besicos.

    ResponderEliminar
  5. AY Dios!!! él que iba de listillo y mira.. las apariencias engañan y en estos asuntos de intimidad erótico festivo aún más, porque hay quien habla mucho y al final mira...
    Pues me alegro que pasara así... por acaparador, jejejeje

    Feliz finde :)

    ResponderEliminar
  6. Bueno hay veces que nada es lo que parece, pero se ve que cada uno iba a lo que iba, en el fondo todos tuvieron lo que merecían. Un beso amiga.

    ResponderEliminar
  7. Vaya las apariencias...para un relato entre erótico y ejemplarizante. UN abrazo. Carlos

    ResponderEliminar
  8. Jajaa la fiera casi se lo come
    Bss

    ResponderEliminar
  9. Hola Verónica... ves hay quien se llena de "tatus" y los hay quien le llenan de chupetones, mordiscos, arañazos y moratones... La cuestión es lucir bien el tipo...
    Me ha gustado el relato, muy real... Saludos...

    ResponderEliminar

La letras tienen el poder de llevarte a ese mundo dónde todo es posible, deseo te gusten las mias...
Gracias por tu visita y comentario.