viernes, 25 de noviembre de 2016

SER REALISTA O...


Verso sencillo
sin adorno
real cómo la vida
que a veces se ríe 
y otras se llora.
Verso que no quiere 
engañarse ni engañar
con cosas que cada vez
están más y más lejos.
¿Ser realista es malo?
¿ o es malo no serlo?
Verónica O.M.
Precioso gif de internet







12 comentarios:

la MaLquEridA dijo...

No es malo, es duro.


Un abrazo

Verónica O.M. dijo...

Lo es, pero no querer ver lo evidente y luego encontrárselo si cabe lo va a ser más, triste pero cierto.
Besos, cuidate mucho

Nieves Martín dijo...

Ser realista no es malo para nada. Yo soy una mujer positiva, soñadora al máximo, que vivo en las nubes mucho tiempo, quizás para sobrevivir en muchos momentos estar en las nubes es la mejor elección. Pero claro es necesario bajar y poner los pies en el suelo, ser realista es bueno. Puede que como todos los extremos ser demasiado realista sea contraproducente en esto del vivir. Es fácil que te arrastre al pesimismo y la negatividad.
Así que como todo con moderación, hay que soñar y dejarse llevar por las nubes para creer que todo es posible, para intentarlo al menos y tener los pies en la tierra para descubrir que puede que no sea tan genial como lo imaginamos.

Besos Vero… y a soñar :)

TORO SALVAJE dijo...

Ser realista es tener un don.
Aunque duela.

Besos.

Sara O. Durán dijo...

Aunque no queramos serlo, la realidad la tenemos frente a nuestros ojos. Ya depende de cada uno, la manera de actuar para resolver o para resignarse.
Un abrazo.

Verónica O.M. dijo...

Comparto totalmente tu opinión, Nieves, me encanta cómo lo planteas.
Besos

Verónica O.M. dijo...

Tienes toda la razón.
Besos

Verónica O.M. dijo...

Es cierto, Sara, todo depende de la actitud que adoptemos.
Besos

AMALIA dijo...

La realidad hay que afrontarla?

Un beso.

Verónica O.M. dijo...

Estoy de acuerdo contigo.
Besos, feliz día

Robledo Ruiz dijo...

Pues no es malo yo soy muy realista y cada vez mas, aunque un poquito de despiste no viene mal, por que hay que soñar de vez en cuando, un beso

Verónica O.M. dijo...

Tienes razón, Robledo, eso del despiste no está nada mal.
Besos, feliz día