martes, 17 de enero de 2012

DORA LA FULANA

Esta es la vida
de una fulana,
de esas de la calle
que vagan,
como perros vagabundos
que nadie quiere,
y todos apalean.
Dora se llamaba
que para más inri,
bebía y esnifaba
por su nariz porquerías.
Fornicaba con quien
sus servicios requería,
no se sabe quien daba 
más pena si sus clientes,
o la susodicha
que poco se cuidaba.
Era fulana
de esas de la calle,
y que una mañana
apareció degollada,
la habían quitado
la vida y ese bolsito,
que quería más 
que a su propia vida
Verónica








12 comentarios:

Ceo dijo...

Dora, esa mujer, eligió el abismo por dinero, ahora, los clientes ¿qué clase de personas son? se degradan a si mismos, se humillan ellos y humillan a la mujer : son ratas...¿Con qué cara se presentan después ante su familia?...Por estas ratas existe la trata de blancas!

¡Excelente tema!
Abrazo!

Verónica dijo...

Para Ceo
Muchas gracias Ceo, me alegra te guste, y para mi excelente ha sido tu comentario.
Un abrazo, feliz semana

silvo dijo...

Dora no hacía daño, ella ofrecía lo que otros voluntariamente pagan, no se merec´ñia ese final, besos!

Verónica dijo...

Para Silvo
No se lo merecía, ningún ser humano merece tenerlo.
Silvo, este final o parecido tienen algunas que vagan por las calles, en busca de clientes.
Besos, muy buena noche

Teresa dijo...

Triste el poema, como triste la vida de estas chicas.

Ya no pido amor,
ni tampoco comprensión;
solo que cuando te vayas,
no me mires con desprecio.

Besos.

Verónica dijo...

Para Teresa
Cierto es triste, la vida de ellas lo es por mucho que algunas, se empeñen en desmentirlo.
¡Hermosas palabras!, el final de tu comentario.
Besos

ADELFA MARTIN dijo...

no se sabe quien daba
más pena si sus clientes,
o la susodicha...

¡si que es triste es la vida de esas pobres mujeres!, pero lastima dan tambièn esos hombres que se arrastran
como perros en celo lanzando monedas al aire a cambio de de unos finjidos estertores...y asi seguiràn...mientras haya clientes


saludos

Verónica dijo...

Para ADELFA MARTÍN
Bienvenida amiga a este blog también, gracias por quedarte.
Tienes toda la razón, si están es porque hay clientes sino la prostitución estaría extinguida hace ya mucho.
Saludos, feliz semana

Fiaris dijo...

Un poema de la vida real.
abrazos

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Anoche, precisamente, en una espacio radial, Nocturna RCN, entrevistaron a una de estas mujeres que sobreviven de la prostitución callejera: la mayoría de ellas, son desplazadas de la violencia rural en Colombia. Un abrazo. Carlos

Verónica dijo...

Para Fiaris
Real como la vida misma, querida amiga.
Besos

Verónica dijo...

Para Carlos Augusto Pereyra Martínez
Todo lo que sea velar por la seguridad de las personas, es estupendo.
Y seguro fue un buen programa de radio, a mi en particular me gusta la radio incluso más que la tele.
Un abrazo