domingo, 26 de mayo de 2013

HASTA QUE TÚ TE VAYAS (11)

Bonita imagen de internet
novela escrita por mi

Mientras en casa de don Federico. -Manolita, no me gusta que me llamen don Federico. ¿A ti te gusta que te lo llamen?

-¿Don Federico? ¡Claro que no!

-¡Mujer, eres tremenda! ¿Me refiero que si te agrada que te llamen doña Manolita?

-Me gusta. pero no me mal interpretes. Ya sabes que soy una mujer sencilla, pero cuando me llaman así me hacen sentir bien. A mi madre se lo llamaban también. Me acostumbré a escucharlo en boca de otras personas. Por ese motivo me gusta.

-Pues a mi, si te soy sincero no me gusta nada. Vengo de familia humilde. Ese don me pesa demasiado.

-Federico. Cuando yo no esté no quiero bajo ningún concepto que me guardes luto eterno. Me revolvería en la tumba sabiendo que no eras feliz. Ven a mi lado y prométeme algo.

El hombre se acercó a la cama matrimonial. Se sentó en un filo de la misma. Pasó su mano derecha por el pelo rubio que estaba desparramado encima de la blanca almohada. -¿Que quieres hacerme prometer?

-Cuando yo falte, te pido por favor que busques a una mujer acorde a ti. No eres hombre para estar solo.

-Mujer. ¿No sabes hablar de otros temas? Ya sabes que no me gusta oírte decir estas cosas.

-Tendrás que escucharme. No me queda demasiado tiempo y quiero dejar las cosas amarradas. ¿Me lo prometes?

Al hombre aquellas palabras le hicieron daño viniendo de boca de la mujer a la que tanto quería. Y se preguntaba como ella era capaz de hablar así.

-¿Me lo prometes? -Aquella pregunta salió de su boca en un tono casi imperceptible. Al momento Manolita tosía de forma exagerada. Los dos sabían que sus días estaban contados.
Autora Verónica O.M.
Continuará

10 comentarios:

  1. Respuestas
    1. Para silvo
      Cierto, lo son. Pero una muestra de amor inmensa, ¿no crees?
      Besos, feliz tarde

      Eliminar
  2. A veces las personas que se quedan solas, se niegan a volver a tener compañía y eso no es bueno. Me parece estupendo que ella se lo diga.

    Buena semana Vero, besos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para ion-laos
      Muy cierto, amiga. Se ve que doña Manolita pensó en ello, me alegra te parezca bien.
      Besos, buena semana Yolanda

      Eliminar
  3. Bueno seguimos tu historia que apunta a las franquezas de los personajes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para Carlos Augusto Pereyra Martínez
      Carlos, muchas gracias por seguirla.
      Un abrazo

      Eliminar
  4. Que conversación mas triste Vero... pero si es verdad que estas conversaciones existen en la vida real, una tía mía cuenta que tuvo precisamente esta conversación con mi tío antes de morir ya que tuvo una larga enfermedad. Ella lo cuenta de una forma graciosa, porque incluso le dio el nombre del hombre adecuado para ella, acabáramos!!!

    No lo cumplió, quedo viuda y así sigue...
    Me encantó este capitulo.
    Yo me siento igual de incomoda que ellos pero cuando me llaman de Usted, no me gusta nada .

    MIL Besos Verónica :D

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para Nieves
      Tu tio, sin duda sería un hombre muy realista además de quererla muchísimo, como don Federico.
      Te entiendo a la perfección, a mi tampoco me gusta me lo llamen (y eso que tengo más edad)
      Besos, buena semana Nieves...

      Eliminar
  5. A mí me parece bien que si le falta se refugie en otra persona, aunque algunas se resignan en la soledad para seguir recordando a su amado o amada. Esta pareja es digna de admirar por la forma de afrontar las cosas.

    Besos Verónica.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Para Rafa Hernández
      Rafa, eso es decisión personal, nadie debería de llevarse las manos a la cabeza si sucede de esa forma.
      Una bonita pareja, una pena que Manolita...
      Besos

      Eliminar

La letras tienen el poder de llevarte a ese mundo dónde todo es posible, deseo te gusten las mias...
Gracias por tu visita y comentario.