domingo, 2 de noviembre de 2014

NO TE FIES DE LAS LUCES... relato

Bonita imagen de internet
La mujer se levantó de la cama...
Porque aquella luz chispeante, aparecida en aquellos momentos, parecía atraerla cómo un imán.
Y fue tras ella, pensando alcanzarla.
Cuándo quiso darse cuenta, la luz la había llevado al sótano de la casa, dónde las ratas campaban a sus anchas. A su espalda, escuchó cómo la puerta se cerraba de un golpe seco. Aquella luz cómo por arte de magia desapareció.
A las pocas horas de chillar y no ser escuchada, dejó de hacerlo. El miedo fue la causa de su fallecimiento.
Al día siguiente, la luz nuevamente dejó verse. Pero ahora en la casa contigua...
Autora Verónica O.M.

18 comentarios:

Nieves dijo...

Bueno Vero yo bajo al sótano y se me cierra la puerta de golpe y me quedo encerrada y yo sé si me muero pero mal MUY MAL si que lo paso.
Que miedo!!!

Buenas Nooooches amiga ;)

Verónica O.M. dijo...

Para Nieves
No sólo encerrada, acuérdate de las ratas, ellas paseándose por sus piernas, mordiendo... Nieves, no quiero asustarte, omití ese detalle ya que me pareció innecesario.
Besos, buena noche amiga

silvo dijo...

Jaja, siempre he pensado eso cuando hablan del viaje final hacia la luz jaja, hay que saber que es bueno, besines!

Verónica O.M. dijo...

Para silvo
Jaja, yo no me fiaría por si acaso.
Besos

Piruja dijo...

Hola Verónica, caray con la dichosa luz, cualquiera se fía ahora, a mi me pasa eso y vamos que me quedo frita en ese mismo momento con lo miedosa que soy:), ufff solo de imaginar lo del relato ya me entra una que no veas, me voy no vaya ser que venga la dichosa luz, y entre la luz y el murciélago del cursor ufffff jeje
Muy bueno el relato:)

Besos,

trimbolera dijo...

Madre miaaaa !!!
Ojalá no se apaguen todas las luces y si queda una ... me escondo en un armario.

maduixeta dijo...

Qué susto! menos mal que no tengo sótano.
un beso

llorenç Gimenez dijo...

Verónica... que relato, mas tétrico y mas tenebroso, consigue estremecer...
Bueno ya sabes que yo prefiero el humor irónico, así duermo mas tranquilo....
Un saludo....

Rafa Hernández dijo...

Yo tampoco tengo sótano, y con la la luz habrá que estar muy atento por si las moscas.

Besos Verónica

Nieves dijo...

uy uy chiquilla déjate de ratas!!! QUE HORRROR!!!

Verónica O.M. dijo...

Para Nieves
Jaja, ya dije que campaban a sus anchas.
Tampoco me gustan.

Verónica O.M. dijo...

Para Piruja
Jaja, te entiendo a la perfección, tampoco me gustan en absoluto.
El cursor ya lo he quitado.
Me alegra te lo parezca, gracias.
Besos

Verónica O.M. dijo...

Para trimbolera
Jaja, hazme sitio para mi también,
Besos

Verónica O.M. dijo...

Para maduixeta
Y de verdad que si.
No tenerlo es lo mejor, jaja
Un beso

Verónica O.M. dijo...

Para llorenç Gimenez
Lo entiendo, jaja.
Si quieres dormir más tranquilo deberías lleer la historia de Las monedas de plata, está en poemas de vero y más, seguro que te duermes con una sonrisa.
Saludos

Verónica O.M. dijo...

Para Rafa Hernández
Jaja, mejor no tenerlo.
Las luces son traicioneras, por lo menos esta, jaja
Besos

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

El relato con buen suspenso, para una historia que no termina...ese en la casa contigua...no lo dejar morir. Un abrazo. carlos

Verónica O.M. dijo...

Para Carlos Augusto Pereyra Martínez
Gracias, Carlos.
La historia continuará indefinidamente.
Un abrazo