jueves, 8 de agosto de 2013

TRAUMATIZADA

Imagen de internet
Ha vivido en un infierno
la muerte de el
la llegó a liberar
y a pesar de ello
se encierra en su casa
no coge el teléfono
la puerta no abre.
Ha quedado tan tocada
que no quiere saber
nada de nadie.
Verónica O.M.

12 comentarios:

Nieves dijo...

Desgraciadamente suele suceder que la muerte de alguien que ha infringido mucha maldad, maltratado y dado mala vida no libera el alma de los que fueron sus victimas...
Besos Vero :)

Verónica dijo...

Para Nieves
Nieves tienes toda la razón, este caso confirma lo que tan bien expresas.
Besos amiga, buena noche

Rafa Hernández dijo...

Ni después de muerto la deja vivir tranquila, y es que el calvario que ha pasado ha sido tan grande que quizás la deje marcada de por vida.

Besos Verónica.

silvo dijo...

No me extraña.ojalá conozca a gente que no es así, aunque ahora le parezca que no la hay, besos!

Verónica dijo...

Para Rafa Hernández
Rafa, es tal y como dices.
En este caso la marcó para siempre, es muy díficil que ella vuelva a creer en otro.
Besos, feliz noche

Beatriz dijo...

Muy maloeso de aislarse. Pero hay que pasar el duelo y si no pasa pedir ayuda

Verónica dijo...

Para silvo
Silvo, me temo que ella nunca dará oportunidad a nadie, no querrá jugársela de nuevo por si acaso.
Besos, feliz noche

Verónica dijo...

Para Beatriz
Beatriz, lo comparto totalmente. Aunque me temo que ella ya ha decidido.
Besos

Gustavo dijo...

Hola Vero. Si, no debe ser fácil la muerte de un se querido. Uno se debe sentir destruido, sin animos de salir, de hablar con nadie. Pero uno sabra cuanto dura su duelo. Lo importante es que, pasado un tiempo de a poco vuelva a intentar sociabilizarse. Porque como dice el anterior comentario. Tampoco es buen aislarse de todo y vivir asi eternamente. Terminara en un estado de depresión. No es vida.
Te mando un abrazo

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Masoquismo? o se había enseñado a ser agredida. Un abrazo. Carlos

Verónica dijo...

Para Gustavo
Hola, hola Gustavo...
Tienes toda la razón. Aunque en este caso le costará hacerlo y si lo hace, ha sufrido demasiado.
Un abrazo

Verónica dijo...

Para Carlos Augusto Pereyra Martínez
Carlos, miedo a que le hagan daño nuevamente por eso se encierra en ella misma.
Un abrazo