lunes, 30 de marzo de 2015

DUDAS 3 Y FINAL

Teo puso la grabadora en marcha. Esperaba captar algo que le diese un poco de luz sobre aquel caso misterioso.
Fue con ella por todo lo que en su día fue el recinto de la casa. Y nada ocurrió. 
Aquello lo puso de mala leche, y cómo no... se le levantó un terrible dolor de cabeza.
Por allí no se veía a nadie. Y decidió echarse una cabezadita en el coche.
Cerró los ojos y no tardó demasiado en dormirse. Estuvo cómo un par de horas soñando cosas bien extrañas. Aunque al despertarse pensó que aquellas ya se habían cumplido. Y aunque era un hombre hecho y derecho aquello lo desestabilizó.
Frente a él y en pie estaba la casa. Observó cómo los habitantes de ella salieron a la puerta y miraron hacia dónde él estaba.
Se acercaron y no le quedó otra que salir del utilitario...
Y cuándo escuchó hablar al que suponía era el padre, su sangre se le heló. Aquella voz era la misma de la grabación.
-¿Quien es usted? -preguntó.
-Un montañero solitario -balbuceó cohibido y asustado.
-Íbamos a comer, si quiere puede hacerlo con nosotros. -Ahora se dirigió hacía su mujer. -Ahora entramos, María, ve poniendo la mesa. 
Los niños lo observaban sin decir palabra. Y no sabría decir el porqué sus ojos no le gustaron.
Entraron en la casa. Primero Teo, después el hombre y tras ellos los niños. Y escuchó una fuerte carcajada que provenía de la mujer. 
Notó cómo la casa se movía y que aquel movimiento le estaba produciendo náuseas. Estaba aterrorizado, y más cuándo observó que aquellos seres se estaban transformando y que para nada se parecían a él.
Autora Verónica O.M.

10 comentarios:

silvo dijo...

Depánico debe ser vivir eso, besines!

Verónica O.M. dijo...

Si, si debe serlo.
Pobre, Teo, por meterse dónde no le llaman.
Besos

la MaLquEridA dijo...

Puso pies en polvorosa, ¡a correr!

Beso Vero

TORO SALVAJE dijo...

Muy bueno.
Te felicito.

Besos.

Nieves dijo...

Ay Vero pero que finaaaaal!!!
Terrorificoooo, pero en qué se transformaban!!!
La imaginación me hace ver seres y formas escalofriantes....

Me encantan estas historias Vero... ya lo sabes.
Las disfruto leyendo.
Besos!!

Rafa Hernández dijo...

Coño, ni en mis peores sueños, y eso que los tengo malos.

Besos Verónica.

Verónica O.M. dijo...

Debería hacerlo, Malque, pero no puede.
Besos

Verónica O.M. dijo...

Gracias, Toro, me alegra te guste.
Besos

Verónica O.M. dijo...

Se transformaron en esos seres que piensas, jaja
Besos

Verónica O.M. dijo...

Jaja, para que veas que los hay peores.
Besos Rafa