sábado, 14 de marzo de 2015

¿QUIEN ERA? LA......

Era la nieta de la mujer de la que había estado enamorado...
Cincuenta años dieron para que la mujer se casase, a su vez diese a luz, que aquella niña se hiciese mujer, se casase, tuviese una niña, creciese. 
Y tuviese un grandísimo parecido con su abuela.
El hombre le perdió la pista y de eso nada sabía, aunque pudo suponer que no iba a ser la misma, jaja.
Ahí queda eso.
Buen finde a tod@s...

22 comentarios:

Verónica O.M. dijo...

En otro de mis blogs he posteado un poema, si os pasáis por él deseo os guste.
http;//mellamanvero.blogspot.com

silvo dijo...

Buen find, sin duda le recordó lo bueno que no tenía, besines!

Verónica O.M. dijo...

Seguro fue así.
Besos, buen finde

MAR dijo...

Pero, se casó con la nieta,de la mujer???
Bss

trimbolera dijo...

Ya no andaba yo tan descaminada. Besicos.

llorenç Gimenez dijo...

Es que da tal palo, tal astilla... Abrazos...

Sara O. Durán dijo...

Es que no se puede negar el adn, los rasgos prevalecen.
Abrazo querida Vero, que tengas una hermosa semana.

Nieves dijo...

Jajajajaja vamos que no he dado ni una!!!

;D

Rafa Hernández dijo...

Me he liado como un trompo, jajaja.

Besos Verónica.

TORO SALVAJE dijo...

Ehhhhhhhhhhh menuda tramposa estás hecha...

Besos.

Piruja dijo...

Hola Verónica, mira que si llega a ser la misma?, le da un patatus jeje

Besos.

Amatista Amatista dijo...

Volvió en el tiempo...pero ya era otra situación ,un placer leerte,un abrazo

Verónica O.M. dijo...

No, claro que no, jaja
Besos

Verónica O.M. dijo...

Un poquito sólo.
Besos

Verónica O.M. dijo...

Jaja, así es.
Abrazos

Verónica O.M. dijo...

Sara, tienes toda la razón.
Le salió a la abuela.
Abrazos, amiga, feliz semana

Verónica O.M. dijo...

Jaja, no pasa nada por ello.
Besos

Verónica O.M. dijo...

Jaja, pues ahora deslía la cuerda.
Besos Rafa

Verónica O.M. dijo...

¿Quien yo? jaja
Besos

Verónica O.M. dijo...

Jaja, se muere del susto.
Besos

Verónica O.M. dijo...

Gracias Amatista.
Volvió y se volvió a esfumar otra vez.
Un abrazo

Carlos Augusto Pereyra Martínez dijo...

Vaya rollo¡ Un abrazo. Carlos