martes, 1 de enero de 2013

QUÉ DURA ES LA CALLE


LAS IMÁGENES DE LA CALLE
SON TAN DURAS, QUÉ ESTA VEZ
EL POEMA SE QUEDARÁ 
SIN ELLAS.

La ciudad dormita...
sus luces apenas iluminan
las callejas más pobres
esas que no parecen
importar a nadie.
Algunos tratan de
calentar sus cuerpos,
con una botella 
de vino barato.
Sus manos y pies
no los sienten
están congelados.
Sus vidas dieron 
un traspiés inesperado
la maldita crisis...
Algunos familiares 
cargas no quieren,
y ellos hundidos tratan
de resistir al frío invierno
ese que les congela
cuerpo, corazón, y alma.
Verónica O.M.


6 comentarios:

María dijo...


Sin comentarios, amiga. Es la vida...

Feliz año nuevo con besos.

silvo dijo...

Lo has expresado con una belleza admirable, esas gentes que se van quedando al margen porque no encuentran lugar son el medidor de egoismo de unos pocos, besos!

Rafa Hernández dijo...

Poema precioso pero a su vez muy triste Verónica, aunque como siempre lo bordas. Pues espera que dicen que este año todavía va ser más duro. Ya lo ha anunciado el propio Rajoy, y si lo ha dicho, será mucho peor.

Besos.

Verónica dijo...

Para María
Muy cierto María. La dureza, de la vida de los que menos tienen por circunstancias ajenas a ellos mismos.
Besos, feliz año para ti y los tuyos (con besos también) muchas gracias

Verónica dijo...

Para Silvo
Me alegra si así te lo parece, muchas gracias.
Nunca mejor dicho, Silvo. Comparto tu opinión totalmente.
Besos

Verónica dijo...

Para Rafa Hernández
Me alegra te guste Rafa, muchas gracias.
En cuanto a lo que comentas, esperemos a ver qué pasa. No creo que esto aguante mucho.
Besos