miércoles, 25 de mayo de 2022

Dime tu nombre


 Venciendo su timidez se acercó a ella y le pidió un baile.

La chica aceptó, pensando que ya era hora de que alguien la sacase. El chico en cuestión era muy alto, pero aquello era una nimiedad y no se arrepintió al aceptar. 

—Dime tu nombre.

—Me llamo Virginia, y tú?

—Bruno.

Sonrieron al unísono, sin darse la mano, ni besarse en las mejillas...

Verónica O.M. 

10 comentarios:

La letras tienen el poder de llevarte a ese mundo dónde todo es posible, deseo te gusten las mias.
Gracias por tu visita, comentario y parte de tu tiempo 💙❤️